Desde que se abrió el Registro Provincial de Inversores, el Copade atendió 600 consultas y emitió 170 certificados de inscripción. La mayoría de los inscriptos pertenece al sector productivo y de servicios.

La subsecretaría de Planificación y Acción para el Desarrollo -Copade- a través del Registro Provincial de Inversores (RPI), emitió -desde que se implementó en febrero de 2011- un total de 170 certificados de inscripción a interesados en desarrollar proyectos productivos, de servicios, industriales, urbanísticos y turísticos en tierras fiscales provinciales libres de ocupantes, sobre un total de 600 consultas.

La mayor parte de esos certificados se emitieron durante este año, llegando a 106, de los cuales 33 corresponden a solicitudes para instalarse en parques industriales.

Hasta el momento, en el sector industrial se pre adjudicaron 130 hectáreas a 15 empresas por un monto total de inversiones estimado en 450 mil pesos. Esto implica que durante el presente año se pre adjudicó el 71,2 por ciento de las tierras solicitadas para instalarse en parques industriales. Sobre el total de estas tierras pre adjudicadas, la mayor proporción corresponde al sector servicios (72,4 por ciento) seguido por el sector industrial (27,6 por ciento).

En el informe difundido por el Copade, se advierte que desde la apertura del RPI el mayor porcentaje de inscriptos ha correspondido al sector productivo y de servicios.

El objetivo del RPI es relevar la demanda fehaciente de inversores interesados en desarrollar proyectos en tierras fiscales provinciales libres de ocupantes, a fin de diseñar los futuros Programas de Licitaciones Públicas de Inversores. De ahí que resulte necesario obtener el correspondiente certificado de inscripción para poder participar de esos procesos licitatorios.

Desde la creación del RPI, el Copade brinda asesoramiento a los potenciales inversores a fin de que se inscriban en él como personas físicas o jurídicas para poder participar en las futuras licitaciones públicas de tierras fiscales tal cual lo establece el Decreto 2029/2010 a través del cual se creó el «Programa de Puesta en Valor de las tierras fiscales para el desarrollo económico de la provincia de Neuquén».

En este sentido, se atiende y se asesora diariamente a los interesados, así como también se evalúan las ideas-proyecto, teniendo en cuenta los sectores a los cuales corresponden, a fin de contribuir a la toma de decisiones tanto de la dirección general de Industrias como de la subsecretaría de Tierras y la Secretaría Técnica de Proyectos Específicos del ministerio de Desarrollo Territorial en la planificación de los procesos licitatorios.

Registro abierto

Para registrarse se debe presentar una propuesta de inversión detallando la posible ubicación del proyecto. Además, hay que demostrar que se cuenta con la capacidad técnica y administrativa para ejecutarlo y la razonabilidad económica y financiera para asumirlo, así como también indicar el plazo estimado para concretarlo.

Una vez realizada la evaluación formal de la solicitud y cumplidos todos los pasos que establece la legislación vigente, se expide el certificado correspondiente y se registra la inscripción de los inversores en dos tipos de nóminas. La primera de ellas agrupa a inversores locales (personas físicas o empresas locales de capital nacional radicadas en la provincia), y la segunda agrupa a personas físicas radicadas en otras provincias argentinas o en el exterior y a empresas locales de capital extranjero.

Aunque la mayoría de las consultas se realiza en forma personal, desde el Copade se recordó que existen distintas vías para obtener asesoramiento respecto a la inscripción en este registro. Una de ellas es la atención telefónica llamando al (0299) 4495200 interno 1906 o al (0299) 4495661 o por correo electrónico escribiendo a la casilla: registrodeinversores@neuquen.gov.ar

También está contemplada la recepción de solicitudes mediante la derivación de expedientes provenientes de otros organismos.