El programa provincial de Alimentos convocó a más de 40 productores locales

septiembre 28, 2009

El primer encuentro se desarrolló hoy en el centro Pyme-Adeneu, con el objetivo de poner en común las potencialidades y problemáticas del sector. El subsecretario de Producción y Desarrollo Económico, Javier Van Houtte, aseguró que “es una decisión clave potenciar al sector de alimentos”.

Programa provincial Alimentos Neuquinos

Más de 40 productores provinciales de alimentos fueron convocados este lunes por ministerio de Desarrollo Territorial con el objetivo de evaluar potencialidades y problemas y proponer estrategias comunes para enfrentarlas, en el primer encuentro planificado por el programa provincial de Alimentos Neuquinos.

El subsecretario de Producción y Desarrollo Económico, Javier Van Houtte, estuvo presente en la apertura en la que la coordinadora del Plan, Paula Barría, explicó a los asistentes los resultados del relevamiento realizado por la Agencia de Desarrollo Económico del Neuquén (Adeneu) en materia de empresas dedicadas a la producción alimentaria, además de presentar las ofertas de financiamiento para pequeños emprendedores establecidas por las leyes provinciales 2620 y 2621. Posteriormente se realizó un taller en el que se intercambiaron inquietudes y propuestas.

Van Houtte aseguró que para el gobierno provincial “es una decisión clave potenciar al sector de alimentos”, que representa un sector de la economía con amplias posibilidades de crecimiento. Dijo que los ejes a desarrollar se basan en “promover el valor agregado, de generación de marca y de mano de obras para una mejor producción de materias primas”.

Desde la cartera se evalúa que una manufactura de calidad superior incrementa la demanda y fortalece el circuito productivo y turístico regional. Por ello se realizó un primer diagnóstico que ofreció como resultado que existen 95 empresas en toda la provincia de las cuales un 51 por ciento son pequeñas y medianas empresas, un 46 por ciento son microempresas y un 3 por ciento son grandes.

Una producción variada y requerida

Entre otros productos se elaboran hierbas aromáticas, bebidas, carnes y fiambres, confituras, dulces y conservas, hongos, lácteos y derivados y miel. La mayoría están ubicadas en la zona centro de la provincia y en su mayoría venden sus productos a consumidores finales y a nivel local. Muchas de ellas no pudieron cumplir con los registros necesarios en cuanto a marca y controles bromatológicos.

Es por ello que el programa establece acciones orientadas a brindar mayores oportunidades de crecimiento vinculadas con la información comercial; asistencia técnica y financiera; asesoramiento en materia de asociatividad y calidad; y un ciclo integral de capacitación, colaboración en la promoción de los productos y comercialización.

“Es un sector al que se quiere acompañar, al que se quiere promover, sabemos los problemas pero sin explicitarlos no se pueden desarrollar políticas públicas y mejorar”, señaló Van Houtte. Evaluó que el sector “es muy heterogéneo en cuanto a destinos, tipo de productos, habilitaciones y normatización, lo que le agrega complejidad”.

Desde la cartera se destacó que si bien se está produciendo a pequeña escala, los productos tienen ventajas intrínsecas como “la no utilización de conservantes, que son alimentos altamente requeridos por los consumidores y por el turismo y que tienen una gran potencialidad comercial”.

Para apuntalar las líneas de acción necesarias el programa prevé, en los próximos meses, ofrecer cursos de capacitación en Buenas Prácticas Alimentarias, costos y precios para pequeños emprendimientos, marketing de productos y de ventas y envases y embalajes.

El trabajo se realizó en conjunto con la subsecretaría de Turismo, Neuquén Tur, el Centro Pyme-Adeneu y la dirección provincial de Cooperación Técnica y Financiamiento Productivo.