Es una iniciativa articulada entre la dirección general de Modalidad de educación en contexto de privación de la libertad del CPE y el Club de Leones. El viernes se realizó la primera campaña de control ocular y gestión de marcos.

Las aulas de la Unidad de Detención 11 de Neuquén fueron el espacio donde el viernes se llevó a cabo el programa “Primero la vista”. Dos reconocidos especialistas neuquinos realizaron la evaluación oftalmológica necesaria a 39 estudiantes de nivel primario, secundario, formación profesional y universitarios que completan sus trayectos escolares intramuros en el Centro Educativo Provincial Integral (CEPI) 1.

La actividad fue impulsada por el Club de Leones y el Consejo Provincial de Educación (CPE), a través de la dirección de Modalidad de educación en contexto privación de la libertad.

El director del área, Marcos Torrecilla se mostró complacido con esta acción que “garantiza el acceso a la lectura y por lo tanto a la educación”. En ese sentido, explicó lo que en palabras del doctor en psicología Jesús Valverde Molina se denomina ceguera de prisión: “Se trata de una deficiencia visual provocada por las características de las prisiones”, que experimentan los internos a pocos meses del ingreso en prisión.

Según Valverde Molina, la configuración de espacios y detalles particulares que tienen las cárceles produce una deformación de la percepción visual y perturbaciones espaciales, tales como la dificultad de medir las distancias, pérdidas de formas y colores.

La jornada del viernes contó con el apoyo del personal y el jefe de la unidad 11, comisario Néstor Ibáñez, quien resaltó el trabajo integral que viene realizando Educación, al mismo tiempo que agradeció a las autoridades presentes del Club de Leones por su colaboración.

Los estudiantes celebraron la iniciativa y destacaron la participación especial de seis socios del Club de Leones, encargados de la logística durante la jornada. Luego del control, el club donará los marcos y cristales prescriptos.