El Proderpa realizó desembolsos por más de 395 mil pesos

agosto 13, 2012

Los fondos están destinados a financiar dos proyectos productivos presentados por asociaciones de productores. También se entregaron aportes a los Comités Locales de Emergencia Rural.

El Proyecto de Desarrollo Rural de la Patagonia (Proderpa) concretó, en los últimos días, desembolsos por casi 400 mil pesos en las zonas Confluencia, Centro y Sur de la provincia. Los recursos permitirán financiar proyectos productivos presentados por asociaciones de productores, y concretar otros aportes en el marco de la emergencia rural 2011 por la ceniza volcánica y la sequía.

El total de los fondos se entregaron a la Asociación de Fomento Rural Los Chihuidos, el Grupo de Productores Hierba del Viento y los Comités de Desarrollo Rural (CLER) Huiliches y Collón Cura. Así lo informaron desde el ministerio de Desarrollo Territorial.

Construcción de un galpón

El desembolso entregado a la AFR Los Chihuidos alcanza los 212.477 pesos y está destinado al plan para el mejoramiento de la actividad productiva caprina en esa zona y la construcción de un galpón para el acopio de forraje. Los integrantes de la organización, ubicados en el departamento Añelo, se dedican a la ganadería caprina y a la eventual cría de pequeños rodeos bovinos.

El proyecto apunta a revertir una baja tasa de extracción de carne de chivito debido a elevados niveles de pérdida de animales, como consecuencia de una inadecuada asignación de los recursos forrajeros, la predación, dificultades para la comercialización e inclemencias climáticas en los momentos de parición.

A través de la construcción de un galpón de acopio, bajo la administración de la AFR, se pretende mejorar la capacidad local de almacenamiento y distribución de forrajes destinados a planes de suplementación estratégica y eventuales engordes a corral de hacienda caprina, lo que permitirá mejorar la capacidad de negociación al poder definir el momento adecuado para la compra de alimento en cuanto a volúmenes y precio.

Producción de aromáticas

Desde el Proderpa también se entregaron 87 mil pesos al grupo de productores de Zapala Hierbas del Viento, que en un trabajo conjunto con el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria –INTA- se dedica al cultivo, envasado e industrialización de aromáticas como orégano, tomillo, salvia, toronjil, ajedra, romero, lavanda y otras.

Los fondos se destinarán a la compra de maquinarias y herramientas como un motocultivador, despalilladora, zaranda, compresor y balanza. Estos elementos podrán ser utilizados en diferentes etapas del proceso productivo, con el objeto de poder aumentar la superficie cultivada, diversificar la producción, disminuir costos, lograr un mayor volumen de procesamiento y un mejor producto terminado, apuntando a una mayor rentabilidad para cada uno de los beneficiarios del proyecto.

Desde sus comienzos el grupo pudo no solo aumentar la producción sino generar valor agregado a partir de la industrialización de productos derivados (obtención de aceites esenciales que se utilizan en jabones, cremas, champú y perfumes) y el envasado de las hierbas.

Actualmente se realiza la venta de los productos de manera artesanal, asistiendo a ferias o directamente a particulares.

Emergencia rural

Los otros fondos desembolsados por el Proderpa provienen del aporte por 1,5 millón de pesos que se distribuye en dos etapas entre los siete CLER, a través del esquema de coparticipación. Se trata de aportes no reintegrables que se otorgan en el marco de la emergencia rural por ceniza y sequía. En esta oportunidad se distribuyeron 48.825 pesos al CLER Huiliches y 50.680 al CLER Collón Cura.

Cabe recordar que en el ámbito de los CLER se define el uso que se le da a los recursos, de acuerdo a las necesidades más urgentes derivados de la emergencia. Paralelamente desde el Gobierno Provincial se propicia que los posteriores desembolsos se realicen mediante la presentación de proyectos que busquen aportar soluciones a las problemáticas estructurales de la actividad.

Las acciones del Proderpa tienen como destinatarios a habitantes rurales de bajos recursos de la provincia de Neuquén, apuntando a mejorar las condiciones económicas y sociales. Las actividades apuntan a tres componentes: fortalecimiento de las capacidades organizativas, desarrollo productivo y acceso a los mercados y fondos de contingencia.

El proyecto se financia con recursos del Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA), y una contraparte de la provincia de Neuquén.