El plan se pondrá en marcha en el norte neuquino con la entrega de 2.500 pollos y 17.500 kilos de alimento balanceado e insumos de gallineros para 15 municipios.

Como parte de su planificación anual, el Programa de Desarrollo Agroalimentario (Proda) lanzará mañana en Andacollo la temporada productiva para otoño e invierno, ofreciendo diferentes líneas de acción para la producción agroalimentaria y formación de emprendedores y elaboradores de alimentos.

El acto será mañana jueves, a las 10, en el municipio de Andacollo y congregará a funcionarios del Proda y representantes de 15 municipios que serán beneficiados con las capacitaciones y la entrega de insumos productivos.

Entre las ofertas que el Proda impulsa en esta oportunidad, se destaca la construcción y manejo de invernaderos, la cría de pollos parrilleros y otras aves de corral, apertura de nuevas huertas protegidas urbanas y periurbanas. Además se presentará un plan de formación para nuevos emprendedores, estimulando la diversificación de actividades productivas y económicas como la producción de frutas finas, hongos comestibles, plantas florales y ornamentales, deshidratados y chacinados de chivos de refugo.

Con la asistencia de representantes de los municipios del norte neuquino comenzará la entrega de 2.500 pollos parrilleros, 17.500 kilos de alimento balanceado e insumos de gallineros como bebederos y comederos. La provisión de estos recursos se realizará previa capacitación técnica a cargo de veterinarios del programa y con posterior seguimiento técnico a fin de garantizar un buen rendimiento en la producción aviar.

Las comunas comprendidas en esta primera etapa son Andacollo, Huinganco, Varvarco- Invernada Vieja, El Huecú, El Cholar y Taquimilán, entre otras.

En la actualidad, algunos productores superan la expectativa inicial del autoconsumo y avanzan en la comercialización de sus productos, lo cual constituye un fuerte indicador de nuevas posibilidades económicas vinculadas a la producción de alimentos.

La entrega de los pollos parrilleros se enmarca en un plan avícola que incluye a una escala provincial otras aves de corral como pavos, cría de gallinas ponedoras y la recuperación de gallinas araucanas.