Se trata de las obras de duplicación de calzada de las rutas provinciales nº 7 y 51 y construcción de nueva ruta provincial Nº 67. El presidente de Vialidad provincial, Marcelo Lazcano respondió esta mañana en una entrevista radial sobre la polémica generada por la presentación de un recurso de amparo en el Juzgado Civil nº 4, que estableció la suspensión de la obra por 48 horas.

El presidente del directorio de Vialidad Provincial, Marcelo Lazcano realizó esta mañana declaraciones radiales sobre las obras de duplicación de calzada de las rutas provinciales nº 7 y 51 y construcción de la nueva ruta provincial 67, frente al recurso de amparo presentado al Juzgado Civil nº 4 que determina la suspensión de la obra por un lapso de 48 horas. El motivo del amparo es solicitar información a la empresa constructora acerca del estudio de impacto ambiental de esta obra, que llevará la actual ruta de dos trochas a cuatro, con el objetivo de agilizar el tránsito y aumentar la seguridad vial del tramo que atraviesa las localidades de Centenario y Vista Alegre.

La obra, que se encuentra actualmente en ejecución, prevé dar continuidad a la autovía de la ruta 7 en casi 30 kilómetros de extensión abarcando el tramo de la ruta provincial (RP) 7 desde la segunda rotonda de Centenario hasta el cruce con la RP 51 y luego por RP 51 hasta el cruce con RP 8. La empresa adjudicataria comenzó a principios de año a realizar las primeras tareas de movimiento de suelo para la posterior construcción de la segunda trocha, en el empalme de las rutas provinciales 51 y 8, y avanza en dirección a RP7.

Según explicó Marcelo Lazcano, “el objetivo de esta obra es dar continuidad al diseño existente entre las localidades de Neuquén y Centenario, conformando una vía de características similares en forma de autovía con doble calzada y vinculaciones con control de acceso. Dada su importancia en el desarrollo del potencial hidrocarburífero de Vaca Muerta, el financiamiento de la obra -de más de 700 millones de pesos- se encuentra a cargo de Nación y en esta nueva gestión, a partir de enero de 2017, se realizará el traspaso de la obra a Vialidad nacional, quedando Vialidad de la provincia como un supervisor de la misma, entendiendo que la obra se ejecuta en su jurisdicción”.

Lazcano además explicó que paralelamente a esta obra de gran envergadura, se decidió construir una nueva traza que vincule la Autovía de Circunvalación con la RP 51, con el propósito de contar con una ruta alternativa que podrá ser utilizada en el futuro por el tránsito pesado (en forma obligatoria para el de grandes dimensiones), pero también por el liviano, y de esa manera reducir el tránsito pesado actual y el volumen en general que circula por la RP 7.

Dicha obra comenzó a ejecutarse por administración, es decir con personal y equipos propios y/o alquilados por el organismo provincial y se encuentra próxima a su inauguración una traza enripiada, ya que actualmente se realizan las tareas finales de protección del acueducto Mari Menuco, alambrado y señalización vertical.

Además, se prevé en el mediano plazo, la pavimentación de la traza que ya se encuentra como obra incluida dentro de las 24 obras viales que figuran en el convenio firmado por el ministro de Transporte de la Nación, Guillermo Dietrich y el gobernador Omar Gutiérrez, a ser financiada por el gobierno nacional. La habilitación de la traza enripiada de la nueva RP 67 a fines de setiembre permitirá alivianar el tránsito que actualmente circula por la ruta 7 y brindar mayor agilidad y seguridad vial a los usuarios que circulan diariamente por la misma.