La obra recupera para la capital provincial un sector olvidado de la ribera del río Neuquén.

El gobierno provincial informó que el Paseo Costero sobre el río Neuquén en la capital provincial se encuentra con un avance del 97 por ciento. Se trata de un proyecto que pondrá en valor la zona ribereña con sendas peatonales, estacionamiento, equipamiento, iluminación, parquización y señalética, para disfrute de la comunidad local y visitantes.

La obra forma parte del plan para el Área Costera Metropolitana, que incluye paseos similares en los balnearios La Balsa de Senillosa, el municipal de Centenario y La Herradura de Plottier. Permitirá incorporar un gran espacio verde, de descanso y esparcimiento sobre un tramo de la ribera del río Neuquén.

Se trata de un proyecto que pondrá en valor la zona ribereña con sendas peatonales, estacionamiento, equipamiento, iluminación, parquización y señalética, para disfrute de la comunidad local y visitantes.

La inversión en el Paseo Costero alcanza los 20,5 millones de pesos. El 75 por ciento del total es financiado por el Banco Interamericano de Desarrollo, a través del Programa de Desarrollo de Áreas Metropolitanas del Interior; y el 25 por ciento restante lo aporta la provincia.

El gobernador Omar Gutiérrez precisó que “se trata de una obra que le da valor y atractivo turístico a esta zona de la ciudad. Este es un lugar que teníamos olvidado, perdido y lo estamos recuperando; es una nueva alta en el desarrollo de los espacios públicos».

El paseo cuenta con tres sectores en niveles de altura distintos, con sus miradores. El primer sector posee bancos, papeleros, iluminación y nueva forestación. El sector intermedio tiene estacionamiento, bancos, papeleros, iluminación, nueva forestación, césped, juegos para niños, sectores de mesas, kit de salud, forestación y sistema de riego, mientras que el tercer sector está equipado con bancos, papeleros, iluminación y forestación.

Obras similares se desarrollarán en Plottier, Centenario y Senillosa, con la misma modalidad arquitectónica. “Son obras que fortalecen el desarrollo económico, el arraigo y el trabajo”, aseguró.

La obra se encuentra en consonancia con el desarrollo ribereño que se lleva adelante en Junín de los Andes y en Villa Pehuenia. La próxima localidad que contará con el paseo costero será Aluminé.

Obras similares se desarrollarán en Plottier, Centenario y Senillosa, con la misma modalidad arquitectónica.