El ministro de Salud volvió a reunirse con dirigentes gremiales del sector

octubre 29, 2009

Daniel Vincent y el subsecretario del área, Gustavo Curtino, recibieron este jueves a delegados de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) y a representantes del Sindicato de Profesionales. Conversaron sobre la escasez de recursos, el presupuesto 2010 y el descuento de días de paro.

Este jueves 29 de octubre, desde las 9, el ministro de Salud, Daniel Vincent, y el subsecretario de la misma área, Gustavo Curtino, recibieron a dirigentes gremiales de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) y el Sindicato de Profesionales de la Salud de Neuquén. En el encuentro, que se desarrolló en el salón de reuniones del ministerio, las autoridades provinciales conversaron con los delegados sindicales sobre el presupuesto 2010, las deudas con proveedores, la convocatoria a paritarias y los descuentos al personal por días de paro.

Al concluir el diálogo, Vincent relató que “hablamos sobre todos los problemas que está atravesando el sector Salud, que reconocemos como tales y estamos trabajando para tratar de mejorar esta situación”.

Indicó que otro tema que analizaron con los delegados sindicales fue la convocatoria a paritarias. Sobre este punto, el ministro señaló que el tema se trató en reunión de gabinete y que les informó a los dirigentes gremiales que, aunque “la paritaria de Salud fue suspendida en 2006, veremos si se reinicia este año o el próximo”.

Curtino añadió que también trataron el tema de las deudas acumuladas con proveedores de los centros de salud pública y comentó que explicaron a los delegados gremiales que “se está trabajando todos los días, muchas horas, para tratar de revertir esto; entendiendo por un lado la postura de los gremios, a quienes respetamos, y la de los trabajadores que no están representados por los gremios”. Aclaró no obstante que “también entendemos a Hacienda, porque la estrechez financiera por la que estamos atravesando no nos permite dar las respuestas que nos gustaría”.

Señaló que la deuda con proveedores ronda los 43 millones de pesos y que “se están cancelando con algunos los meses de junio y julio”. Luego remarcó que están trabajando “junto con Hacienda día a día para encontrar respuestas a esta deuda acumulada, para que los hospitales puedan dar la atención que deseamos que se le dé a la población”.

En cuanto a las expectativas que tenían los gremios de obtener alguna respuesta sobre el descuento en sus haberes por los días de paro, los funcionarios provinciales indicaron que se mantendrá la postura de no pagar las jornadas no trabajadas, pero que se “hablará con las autoridades pertinentes, a los fines de ver si se está en condiciones de revertir esta situación”.

Vincent y Curtino comentaron que se trabaja en el presupuesto del año que viene que, en lo concerniente a Salud “no será menor” la partida a la de este año y que el cálculo de recursos “no puede escapar a la realidad económica por la que está atravesando la provincia”.