Se presentaron las ponencias: “Caverna Doña Ester” y “Propuesta para el manejo turístico de las cavernas volcánicas en El Escorial”.

En el “Año Internacional de las Cuevas y el Carso” promovido por la Unión Internacional de Espeleología (UIS) se desarrollaron los días 26 y 27 de noviembre las IV Jornadas Nacionales de Espeleología. El Ministerio de las Culturas, a través del Departamento de Espeleología de la Dirección Provincial de Patrimonio Cultural, presentó dos ponencias: “Caverna Doña Ester” (Departamento Loncopué) y “Propuesta para el manejo turístico de las cavernas volcánicas en El Escorial”.

La actividad fue organizada por la Federación Unión Argentina de Espeleología (UAE) con la presencia de ONGs espeleológicas nacionales, latinoamericanas y espeleólogos de la región.

El encuentro tuvo entre sus objetivos difundir la espeleología como actividad generadora y promotora de conocimiento geográfico y científico orientado a la puesta en valor, protección y conservación del patrimonio espeleológico. Además de producir transferencias e intercambios de conocimientos y experiencias que promuevan el desarrollo de campañas de exploración y el estudio de cuevas y carsos, fortaleciendo las redes interinstitucionales de la comunidad espeleológica nacional.

Asimismo, se buscó generar un espacio para afianzar acciones, estrategias y medios para lograr mayor difusión y promoción de la actividad espeleológica; y generar conciencia ambiental en ámbitos científicos, políticos, sociales y educativos, entre otros.

Se presentaron las ponencias: “Caverna Doña Ester” y “Propuesta para el manejo turístico de las cavernas volcánicas en El Escorial”.

Sobre las ponencias

“Caverna Doña Ester” 

Paleomadrigueras dentro de la Caverna Doña Ester e imagen de un “chinchillón”

Esta cavidad fue relevada a partir de la denuncia que realizó el reconocido guía de montaña y espeleólogo del norte neuquino, Alberto “Beto” Fuentes. La importancia de la misma radica en el hallazgo de “paleomadrigueras” o “middens” en su interior, producidas por roedores que generaron la acumulación de material biológico en sus madrigueras ricas en restos vegetales (ramas, hojas, polen y cutículas) y restos animales (fecas, huesos e insectos).

Al evaporarse la orina del roedor estas acumulaciones se encapsulan, permitiendo la conservación de los materiales depositados que pueden permanecer intactos durante milenios. Estas paleomadrigueras se conservan solo en ambientes áridos-semiáridos.

El análisis de sus contenidos es muy útil para el establecimiento de condiciones basales y tasas naturales de variabilidad en procesos abióticos y bióticos. La escasa información existente sobre la historia vegetacional de nuestra región para el Cuaternario reciente puede ser remediada gracias al progresivo descubrimiento y análisis de estas estructuras.

Inicialmente se estima que en la Caverna Doña Ester las paleomadrigueras fueron producidas por Lagidium viscacia (chinchillón), y para su definitiva determinación se envió una muestra al Laboratorio de Paleoparasitología (IIPROSAM-CONICET) de la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales de la UNMdP.

Durante la ponencia también se detalló la elaboración del “Proyecto de investigación de la Caverna Doña Ester” en conjunto con el Laboratorio de Paleoecología del Cuaternario (IANIGLA-CONICET, Mendoza) para iniciar el año próximo el análisis del registro de polen y de los microrestos vegetales de las paleomadrigueras, así como el pre-tratamiento de muestras previo a su envío para realizar dataciones por el método C14 en Estados Unidos.

Propuesta para el manejo turístico de las cavernas volcánicas en El Escorial

Estalactitas de lava dentro de la caverna El Escorial (tubo lávico)

Se trata de la consultoría solicitada a la Unión Argentina de Espeleología (UAE) por el Ente de Desarrollo de la línea y Región Sur de Río Negro y la Comunidad Ngpun Currha de Mamuel Choique, con la participación de ONGs espeleológicas y el Ministerio de las Culturas del Neuquén.

La invitación consistió en solicitar la opinión de la UAE en relación a la viabilidad de proyectar una actividad turística en las cavernas de la zona “El Escorial” y elaborar un Plan de Manejo para la correcta gestión de su potencial turístico.

Este proyecto está en la primera etapa de desarrollo, y en las jornadas se presentaron los avances realizados al momento. El Departamento de Espeleología explicitó las características geológicas y los aspectos de la geomorfología volcánica superficial, así como de la caverna El Escorial (tubo lávico ubicado en el Campo Volcánico Basalto Crater.