Gracias a que el fuego producido en la región está contenido, el fin de semana quedará una guardia mínima de brigadistas y los establecimientos que se utilizaron como base de operaciones ante la emergencia podrán volver a sus actividades.

La directora provincial de Defensa Civil, Vanina Merlo, confirmó que el fuego en la zona de Ruca Choroi ha sido contenido y sólo resta terminar de apagar algunos focos. “Si todo sigue de esta manera, el lunes se rehabilitarán las clases en las escuelas que se utilizaron como bases para la emergencia”, dijo.

Ayer se sumaron brigadistas de la Corporación nacional Forestal (Conaf) de la república de Chile y bomberos de Taquimilán, pero el viernes quedaría una guardia mínima compuesta por integrantes del Plan Provincial de Manejo del Fuego, Parques Nacionales y Defensa Civil.

Es por ello que podrán volver a sus actividades normales las escuelas Nº 58 de Ruca Choroi, la escuela Nº 145 de Carri Lil y la escuela Nº 72 de Lonco Mula-Ñorquinco. Los establecimientos se conformaron desde el inicio de los incendios como bases del Comité de Emergencias y debieron suspender las clases correspondientes al ciclo lectivo septiembre-mayo

Hasta hoy, los tres establecimientos se encuentran a disposición en la logística del armado de viandas para los brigadistas y sirven para dar almuerzo, cena, e higiene para todo el personal que se encuentra afectado a la emergencia.