Se realizó una inspección ocular en la unidad carcelaria federal de la localidad de Senillosa, cuya evaluación autorizó a profundizar el proceso de traslado de internos desde la U9.

El gobernador Omar Gutiérrez se refirió este mediodía a la autorización por parte del Juzgado Federal para dar continuidad al proceso de traslado de la población carcelaria desde la U9 hacia el Complejo Penitenciario de Senillosa, el cual ya cuenta con 175 internos.

Dicho procedimiento se fijó en el marco de un recurso de Hábeas Corpus que fue presentado por parte de  la Procuración Penitenciaria, Defensores y Fiscales, y que consistió en inspecciones oculares dentro del predio con el propósito de verificar y asegurar las condiciones de habitabilidad y seguridad del complejo.

Asimismo, agregó que sigue en marcha el canje de las hectáreas donde funciona la U9 en el centro de Neuquén Capital. Dijo que eso “permitirá contar con un espacio deportivo, recreativo y cultural dentro de la ciudad, lo que generará un nuevo atributo para el desarrollo turístico y la integración ciudadana”.

En este sentido aclaró que dicho proyecto “se va a trabajar en forma conjunta con todas las fuerzas vivas, asegurando una amplia, efectiva y real participación ciudadana, involucrando al gobierno municipal, los distintos Colegios profesionales, la Universidad Nacional del Comahue y todas las comisiones vecinales”.

Destacó que el Complejo Penitenciario de Senillosa “representa la posibilidad de que se generen más puestos de trabajo en la localidad y pone en valor toda la infraestructura, con las condiciones de máxima seguridad para el cual fue creado y diseñado”.

Por su parte, el subsecretario de Gobierno y Justicia, Juan Pablo Prezzoli agradeció y reconoció la labor de la Justicia Federal por la rápida resolución del proceso, “que consistió en la realización de inspecciones oculares en el terreno y cuya evaluación autorizó la continuidad del traslado de internos, en el marco de los tiempos previstos y de las obras en ejecución”.

Prezzoli comentó que “ya se realizó un primer traslado de 48 internos desde la U9 al Complejo Penitenciario de Senillosa, el cual cuenta con una capacidad para alojar a 600 presos”.

Respecto de las inspecciones oculares que se llevaron adelante en el Complejo Penitenciario de Senillosa, dijo que estuvieron vinculadas a las obras de habitabilidad de la unidad regional, tales como provisión de agua caliente y funcionamiento de las calderas, así como a la capacitación del personal abocado a ese complejo.