El jefe de la Policía es querellante particular en la causa Jesús Escobar

octubre 29, 2009

Así lo informó esta mañana en rueda de prensa, el apoderado legal de la Jefatura, Gustavo Lucero. El abogado señaló que además de la causa judicial iniciada contra el funcionario municipal, se envió una nota -extrajudicial- al delegado local del Inadi, Gustavo García, para que ratifique o rectifique declaraciones periodísticas de días atrás. Audio: Conferencia de prensa Gustavo Lucero

El jefe de la Policía provincial, Juan Carlos Lepén, se constituyó como querellante particular en la causa judicial en la que el secretario de Derechos Humanos y Sociales del municipio capitalino, Jesús Escobar, denunció apremios por parte del personal de la comisaría Primera. El anuncio fue formalizado esta mañana en conferencia de prensa realizada en la Jefatura de la fuerza de seguridad por el apoderado legal Gustavo Lucero.

Lucero informó que la causa está en el Juzgado de Instrucción 5 a cargo de Marcelo Benavides y aclaró que en paralelo “la Jefatura policial cursó una nota -en principio extrajudicial- al delegado regional del Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (Inadi), Gustavo García, pidiendo que ratifique o rectifique los dichos que pronunciara sobre este particular y que fueron publicados en un medio de prensa escrito local, oportunidad en la que este funcionario se dirigió a los agentes como ‘patota policial’ “.

Aseguró que el objetivo de la rueda de prensa era poner en conocimiento de los medios de comunicación la documentación sobre la “situación acontecida en la comisaría Primera de esta ciudad” y a la vez “suministrar a la comunidad la información con la que cuenta esta institución y las decisiones que ella adopta como institución del Estado -que obviamente goza de sustento documental- e involucra al señor Jesús Escobar y otros funcionarios políticos”.

Dijo que “la intención final es que esto se investigue en el ámbito que corresponde, que es dentro del Poder Judicial”. A continuación, leyó el documento legal presentado ante el Poder Judicial en su carácter de representante legal de Lepén y como parte de la acción penal en curso. Luego detalló que el reclamo ante el Inadi se realizó porque “los tres involucrados en la causa -Jesús Escobar, la diputada provincial Paula Sánchez y la concejal Mercedes Lamarca descalificaron y atentaron contra una institución del Estado”.

Añadió que la información contenida en el documento leído hoy durante la conferencia de prensa “fue suministrada por personal policial y civiles” que estaban en la dependencia policial. También aludió a los videos de seguridad “ambos considerados válidos por el juzgado interviniente”.

Las denuncias por agresiones físicas contra el funcionario municipal configuran “otra causa judicial que está a cargo de la Fiscalía sobre Graves Atentados contra las Personas que conduce Sandra González Taboada”, dijo Lucero, y agregó que “hasta la fecha, los que recibieron las supuestas agresiones (Escobar, Lamarca y Sánchez) no han identificado a ese personal policial al que acusan, argumentando no poder reconocerlos, por lo cual la Jefatura de Policía no puede presentarse en esta causa específica”.

De igual modo, el abogado adelantó que “si la fiscal González Taboada lo requiere, la Policía provincial tiene la obligación de suministrar toda la información referente a este caso y específicamente, los nombres de los efectivos policiales que ese día estaban de guardia en la comisaría primera. Si la Justicia determina que son responsables del hecho, la pena que les cabe dentro de la institución es la cesantía o exoneración que son medidas expulsivas con que cuenta la Policía”.

En cuanto a las agresiones físicas denunciadas, el representante legal policial sostuvo que “el médico de la Policía certificó lesiones físicas hacia Jesús Escobar pero también hacia algunos agentes de la fuerza” y opinó que “la Jefatura atribuye esas lesiones a la resistencia acérrima de Escobar a ser demorado, por la actitud de desorden, insultos y daños a bienes del Estado que manifestó y propinó esa noche”.

Por último, consideró que “para la Policía de Neuquén es una actitud antidemocrática de parte del señor Jesús Escobar -máxime por el cargo que cumple en el Ejecutivo municipal-, pedir que se sancione al personal policial antes que la Justicia se expida al respecto” e indicó que “los hechos acontecidos se prestan a un análisis político y social que ya trascendieron el ámbito policial y judicial y se transformaron en una clara intención de este señor de ponerle límites al Estado en sus funciones”.