Más de cien familias del interior de la provincia recibieron cocinas solares junto con talleres de armado y recetas, gracias a este importante proyecto institucional.

El gobierno de la provincia a través del Instituto de Juegos de Azar del Neuquén (IJAN), entregó cien cocinas solares a familias de las localidades y parajes de Santo Tomas, El Sauce, Villa del Puente Picún Leufú, Los Catutos, Mallín del Muerto, Manzano Amargo, Coyuco Cochico y Villa Curi Leuvú.
En los próximos días, específicamente el 10 y 11 de este mes, se entregaran las restantes en las localidades de El Cholar y Villa el Nahueve.
La tarea fue coordinada por el área de Responsabilidad Social del IJAN, junto a miembros de la Fundación Patagonia Norte, como parte del programa institucional que impulsa el instituto provincial a favor de las energías renovables, puesto que Neuquén es la primera provincia en impulsar este tipo de hornos. La meta es proporcionar cocinas solares para distribuir en zonas y lugares del interior neuquino carentes de servicio de gas y electricidad.
La particularidad de las cocinas es que solo necesitan del sol, posibilitando la elaboración de estofados, carnes, empanadas, pan, entre otras comidas. Es un producto en armonía con el medio ambiente, que además permite cocinar de una manera más fácil, evitando por ejemplo en los lugares alejados y desprovistos de gas caminar kilómetros en busca de leña.
Además de la distribución de las cocinas se les brindó a los beneficiarios asesoramiento con el armado de las cocinas y se dictaron talleres gratuitos sobre su uso. Durante los mismos se brindaron recetas y demostraciones de elaboración de comidas para que los usuarios puedan aprender, destacando que el uso de las cocinas es apto para todas las zonas.
También se destacó que estos artefactos son de gran utilidad en los lugares más desfavorecidas y con menos recursos; utilizan recursos renovables; no contaminan el ambiente; evitan el resultado negativo derivado del uso de combustibles no renovables; permiten ahorrar 11 kilos de leña por día; preservan las propiedades nutritivas de los alimentos; son fáciles de construir y de armar; cualquier persona puede hacerse su propia cocina y además, son considerablemente más económicas que otro tipo de cocinas.
La responsabilidad social del Instituto Provincial de Juegos de Azar forma parte de unas de sus misiones fundacionales del organismo, transmitiéndose en la voluntad de integrarse y aportar a la comunidad, buscando incrementar la igualdad, el respeto por la diversidad, el cuidado del ambiente, garantizando los derechos laborales y humanos.