Mañana se entregarán ocho créditos en esa localidad de Sur de la provincia. Desde el organismo se agradeció a los beneficiarios que hicieron posible, a través del fondo rotatorio, el financiamiento de nuevos emprendimientos.

Se desarrollará mañana en Junín de los Andes la última entrega de créditos del año del Instituto Autárquico de Desarrollo Productivo (Iadep). Mediante el programa provincial de Promoción del Microcrédito, subprograma asistencia financiera a productores agropecuarios minifundistas, se entregarán seis créditos. Otros dos serán entregados como parte de la ley provincial 2.621.

Los primeros proyectos consisten en mejorar la producción pecuaria, ovina y bobina, mientras que los últimos fueron gestionados para adquirir equipamiento y desarrollar la actividad de mountain bike; y para la adquisición de insumos para una fábrica de bloques de hormigón.

El Iadep promueve la economía social actuando como agente financiero a través de diferentes leyes provinciales, tales como las 2.620 y 2.621, colaborando con pequeños y medianos emprendedores que se encuentran iniciando o desarrollando proyectos de producción de manufacturas, reinserción laboral o comercialización de bienes y servicios urbanos o rurales.

La ley 2.620 tiene por objeto servir a la promoción y fortalecimiento de la economía social de la provincia, a fin de estimular el progreso integral de las personas, los grupos de escasos recursos y las organizaciones no lucrativas de la sociedad civil.

Durante 2017, como parte del Programa Provincial de Promoción del Microcrédito se asistió financieramente a 29 beneficiarios de Plottier, Senillosa y Picún Leufú. Mientras que bajo la misma ley, pero dentro del Subprograma de asistencia financiera a emprendimientos productivos y del Subprograma de Pequeños Productores Agropecuarios, se asistió a 20 beneficiarios.

La ley 2.621 del programa de asistencia financiera para la Reconversión Productiva Neuquina (RPN) tiene por objeto facilitar la reconversión productiva y promoción de actividades no tradicionales, incluyendo la actividad turística y el desarrollo de turismo rural. También se plantea la incorporación de nuevas prácticas y tecnologías. Este año, mediante esta línea, fueron financiados en total siete proyectos de inversión.

El financiamiento de todos los créditos citados fue posible gracias al Fondo Rotatorio que poseen estas líneas, que se nutre a raíz del compromiso de pago que es asumido por los emprendedores. El dinero recaudado permite financiar nuevos proyectos, brindando de esta manera la oportunidad de que nuevas ideas se pongan en marcha, como así también permite fortalecer aquellos emprendimientos que se encuentran en marcha generando diversas fuentes de empleo para los neuquinos.