El proyecto promueve las recomendaciones de cuidados durante el parto para una experiencia de parto positiva para el cuidado óptimo durante y después del parto.

La ministra de Salud, Andrea Peve, recibió hoy a Elizabeth Puentes, Gilda Álvarez y Daniel Funes, quienes constituyen parte del equipo del hospital Heller que fue seleccionado para participar de un proyecto de la Organización Mundial de la Salud (OMS) sobre un kit de herramientas para la implementación de las recomendaciones de cuidados durante y después del parto. En este sentido, es importante destacar que el cuidado de la salud materno-infantil es uno de los pilares del Plan Provincial de Salud 2019-2023.

Durante la reunión, la ministra de Salud destacó el inmenso orgullo de contar con profesionales en la provincia que además de realizar un gran trabajo, desarrollan trabajos de investigación que aportarán a la tarea diaria de las próximas generaciones y de otros equipos de salud.

“Mi mayor reconocimiento y agradecimiento a todo el equipo, ex compañeros con los que he tenido la oportunidad de trabajar codo a codo. Es una selección sumamente merecida por la experiencia y recorrido del Hospital, donde el cuidado de la salud materno-infantil es un pilar. Además se trata de uno de los ejes centrales de las políticas sanitarias de la provincia, un área que se encuentra priorizada también desde la estrategia “Primeros 1000 Días–Tu Salud, nuestro futuro” y que tiene entre sus metas la reducción de los niveles de mortalidad materna e infantil y la promoción de  maternidades seguras y centradas en la familia”, apuntó Peve.

El hospital Dr. Horacio Heller, a través de un equipo de trabajo de distintas profesiones, fue convocado a participar de un proyecto de la Organización Mundial de la Salud (OMS), que promueve las recomendaciones de cuidados durante el parto para una experiencia de parto positiva para el cuidado óptimo durante y después del parto.

“Fuimos seleccionados para participar en este proyecto que tiene que ver con la implementación de la caja de herramientas que da la OMS a los efectores de Salud, para que cada institución pueda brindar a las usuarias las recomendaciones que publicó en 2018, completando lo que ya tenía, para una experiencia de parto positiva”, explicó la obstetra Elizabeth Puentes.

Puentes lidera el equipo designado para llevar adelante el proyecto en el Heller, oficiando de nexo con la comisión provincial de Bioética, Nación y representantes de OMS en Argentina. El equipo se completa con Roxana Solís (enfermera); María Belén Rosas (obstetra); Myriam Ballis (médica tocoginecóloga); Gilda Álvarez (médica tocoginecóloga); María Victoria García (médica residente tocoginecología); y Daniel Funes (ingeniero, integrante del Comité de Seguridad del Paciente).

Las recomendaciones de la OMS (2018) detallan prácticas basadas en evidencias que deben implementarse durante el trabajo de parto, parto y período postparto inmediato, y también desalientan el uso de prácticas inefectivas. Se basan en el principio de que al utilizar prácticas efectivas y evitar las inefectivas (y potencialmente dañinas), los proveedores de salud pueden mejorar las capacidades de las personas gestantes en el proceso del parto y postparto inmediato, y así lograr los mejores resultados tanto físicos, como emocionales y psicológicos para las personas gestantes, sus bebés y sus familias.

Se trata de un conjunto de herramientas denominadas “Kit de herramientas para la implementación de las recomendaciones de cuidados durante el parto de la OMS – Nivel hospitalario” que fueron cuidadosamente diseñadas con metodología basada en evidencias, e incluyendo estrategias de implementación de probada efectividad.

La caja de herramientas consta de cinco pasos. “Nosotros ya hemos pasado el primer paso que es la conformación del equipo y repartir roles, también se elevó el reporte de dificultades que tuvimos en esta primera etapa; y un segundo paso que tiene que ver con la selección del tema de la práctica objetivo, es decir, qué recomendaciones vamos a elegir en el Heller, definir los comportamientos que creemos deben cambiar y definir quién tiene qué hacer, cuándo, cómo y con quién”, explicó Puentes.

El equipo tiene una hoja de ruta de trabajo que durará seis  meses. “Mes a mes vamos haciendo cada uno de los pasos”, indicó la obstetra.

El Hospital Heller fue convocado a participar de este proyecto de la OMS, luego de carta aval del Director del hospital, Dr. Noli, la carta aval del Comité de Docencia e Investigación del hospital y el dictamen de la Comisión provincial de Bioética.