El establecimiento capitalino recibió ayer el nuevo equipamiento, que fue adquirido a través del Programa Federal Incluir Salud.

El hospital Castro Rendón de la ciudad de Neuquén recibió ayer cinco sillones de diálisis para el servicio de Nefrología, que fueron adquiridos a través del Programa Federal Incluir Salud, son modelo Trendel T3 y tuvieron un costo total de 50 mil pesos.

La jefa del servicio de Nefrología del hospital, Carolina Martínez dijo que “los nuevos sillones tienen posiciones para estar sentados y acostados”, y explicó que “hay que pensar que los pacientes que se vienen a dializar deben estar unas cuatro horas sentados. Por eso esto significa un gran confort y un adelanto, porque vamos a reemplazar cinco sillones viejos”.

Según se informó desde el ministerio de Salud y Desarrollo Social, en la actualidad en el servicio de Nefrología del establecimiento hay 50 pacientes en diálisis que están distribuidos en cinco turnos. En la sala hay 13 sillones para la atención y cada uno tiene una vida útil aproximada de entre siete y ocho años.

La directora asociada de Servicios Médicos del hospital, Teresa Kantolic comentó que algunos sillones se reciclarán para el uso de “pacientes que tengan que estar con algún tratamiento breve en la guardia, que no necesiten estar en una camilla. Por ejemplo, alguna infusión de medicación o un control”.

En la entrega realizada ayer estuvo presente el director asociado de Diagnóstico y Tratamiento del hospital, Adrián Cattáneo y en representación de la dirección general de Programas Nacionales de la subsecretaría de Salud, asistió Claudia Salman.