Lo aseguró el subsecretario de Seguridad Pública y Participación Ciudadana, Gustavo Pereyra, en una conferencia de prensa en la que se explicó lo sucedido esta madrugada durante un procedimiento policial en la ciudad de Neuquén.

“La Policía de la Provincia se ha puesto a entera disposición de las autoridades judiciales. El gobierno de la provincia está a entera disposición de las autoridades judiciales”, expresó el subsecretario de Seguridad Pública y Participación Ciudadana, Gustavo Pereyra y aseguró que desde el gobierno “nos sentimos muy dolidos por esto que ha pasado. Nos preocupa, nos duele y nos conmueve”.

El funcionario participó, pasado el mediodía, de una conferencia de prensa en la cual se explicó lo sucedido esta madrugada en un procedimiento policial que se realizó en la ciudad de Neuquén, durante el cual resultó herido por un arma de fuego un joven de 14 años.

Pereyra indicó que los hechos “ya se encuentran, desde la primera hora de ocurrido el incidente, en manos de la justicia. Interviene el doctor Muñoz, a cargo del Juzgado de Instrucción Nº 2, y el doctor Martín, que es el fiscal que está a cargo de la Fiscalía de Graves Atentados”.

“Respetando el debido proceso para todas las partes, para quien sufriera en este caso la lesión con arma de fuego, que es el menor; y la de quien efectuara el disparo, debemos ser en principio cautelosos y respetuosos del accionar judicial”, manifestó.

Señaló que “como ya lo ha reiterado en algunas oportunidades” el ministro de Coordinación de Gabinete, Seguridad y Trabajo, Gabriel Gastaminza “siempre estamos a disposición de la justicia. La Policía lo ha manifestado así. Vamos a esperar los avances de lo que resuelva la justicia en cuanto a las responsabilidades del accionar del personal policial y, obviamente, de los otros involucrados”.

El subsecretario expresó que “abrir cualquier conjetura respecto del por qué del accionar del oficial hoy sería muy imprudente” y agregó que “hay que estar en el lugar y ver qué fue lo que motivó que el oficial efectuara el disparo. Eso es materia de investigación judicial”.

Por su parte, el subjefe de la Policía Provincial, Adolfo Liria puntualizó que “desde el primer momento y ante esta situación totalmente desagradable, estamos colaborando. Hemos puesto a disposición del fiscal y del juez todas las medidas necesarias para llegar a este esclarecimiento por completo”.

Informó que el efectivo policial que disparó “está arrestado a disposición del juez” y que a los dos acompañantes del oficial se “les está tomando declaración testimonial para que colaboren con sus dichos en el esclarecimiento de esta situación”.

 

Detalle de los hechos

El coordinador operativo de la dirección Delitos de la Policía, Daniel Abarzúa relató que “alrededor de las 3 de la mañana, en el sector de Cuenca XV, se inicia un procedimiento donde un móvil de la prevención detecta un vehículo que circulaba por calle Casimiro Gómez hacia el sur, hacia zona del San Lorenzo, únicamente con luces de posición encendidas y varios ocupantes en su interior”.

Dijo que al intentar identificarlo, el vehículo aumentó la velocidad, por lo que “no se logra demorarlo en ese momento. Ante esta circunstancia, irradia a los demás móviles la ubicación del rodado”. Informó que por ese motivo se instaló un móvil llegando a la intersección de Casimiro Gómez y Gervasoni, “con un oficial del área y dos agentes, con el fin de demorar al vehículo”.

El vehículo “avanza hacia el móvil, disminuye su velocidad. Por lo que manifiestan los efectivos, ellos pensaban que se iba a detener. Y cuando se acerca a ellos, acelera nuevamente la marcha y se da a la fuga”, indicó.

Explicó que en el momento en que pasaron delante del personal policial uno de los ocupantes del vehículo “les exhibe un arma de fuego, que es detectada por los efectivos, y los apunta; lo que origina que el oficial que se encontraba a cargo del procedimiento desenfunde su arma reglamentaria y, una vez que el vehículo había avanzado hacia el sur, efectúa un disparo de arma de fuego”.

Agregó que “el vehículo sigue con su huida, siempre por Casimiro Gómez hacia el sur, donde al llegar a la intersección de avenida del Trabajador realiza una mala maniobra y se detiene. En esta circunstancia, arriban el móvil este donde venía el oficial que había efectuado el disparo y otros que se habían convocado”.

Explicó que se trataba de un automóvil Renault Fuego, del cual descendieron cinco personas que fueron demoradas y dos que se fugaron. “En el asiento trasero permanecía una persona con una lesión en su cabeza, motivo por el cual es retirada, se convoca a la ambulancia, que la traslada al hospital Heller y de ahí al Regional”, detalló Abarzúa, quien informó que “las cinco personas demoradas en ese momento resultan ser menores de edad, entre 14 y 16 años, al igual que la víctima, que tiene 14 años”.

Comentó que se dio intervención a la Comisaría del Menor, que “demora y traslada a esa sede a los cinco menores”. También se puso en “conocimiento a las autoridades judiciales de la situación”, por lo cual se presentó en el lugar “el doctor Martín, a cargo de la Fiscalía de Graves Atentados, quien comienza a realizar el trabajo junto con el personal de Criminalística y de la Comisaría 18. Se realizan todas las pericias correspondientes”.

Luego “se procede al secuestro del vehículo, que es trasladado al predio de una repartición policial, donde se va a realizar una requisa interior y algunas otras pericias que tienen que ver con el hecho”, añadió.

Abarzúa dijo que “de la inspección exterior que se realizó en el lugar del hecho, se detectó en el interior del vehículo, en el asiento trasero, la culata de un arma que podría ser de fuego, motivo por el cual se va a realizar la requisa y se determinará si realmente es así. Permanece en el interior del vehículo secuestrado”.

Respecto de los efectivos, informó que el fiscal y el juzgado dispusieron el secuestro de las tres armas de fuego reglamentarias y “el oficial que efectuó el disparo, en este momento permanece arrestado en averiguación del hecho”.

El superintendente de Investigaciones de la Policía, Dalmiro Zavalla destacó que “con las pericias y las declaraciones que se están recibiendo, se va a poder determinar si ese momento ameritó que haga uso del arma o no. No podríamos aventurarnos a hablar de un procedimiento irregular en tanto y en cuanto se está investigando esto”.

Zavalla sostuvo que “por el momento tenemos un solo disparo” y que “se realizó una inspección ocular en el lugar y se secuestró una vaina”.

Por último, Liria dijo que “lo que se está esperando en este momento es la orden que hace una media hora ha extendido el juez para hacer la requisa formal del vehículo, y lo que se ve ahora, formalizarlo definitivamente en un acta, proceder al secuestro. Hasta ahora no se ha podido secuestrar nada de adentro del vehículo, porque no corresponde hasta no tener la orden respectiva”.