Los adjudicatarios protestaron hoy por el atraso en las obras, que se originó en que Nación adeuda fondos para su finalización. El IPVU estimó que en 120 días las casas estarán terminadas.

El gobierno neuquino, a través del Instituto Provincial de Vivienda y Urbanismo (IPVU) asumió el compromiso de terminar la construcción de 20 viviendas del sector Peumayén de Cuenca XV, cuyos adjudicatarios protestaron esta mañana por una paralización de las obras que pertenecen al Plan Más Cerca del gobierno nacional.

El vicepresidente de ADUS, a cargo de la vicepresidencia del IPVU, Ricardo Fernández, explicó que las casas son construidas mediante cooperativas, las que reciben los fondos de Nación a través del IPVU.

“Nosotros somos quienes transferimos la plata del gobierno nacional, que es el encargado de financiar las viviendas, a las cooperativas, que son constructoras. Hubo un atraso en la llegada de esas partidas y su consecuencia fue esta demora en el plan de obra”, explicó Fernández.

De todas formas, el IPVU les comunicó a los beneficiarios el compromiso de asumir por cuenta propia la inversión que demanden las viviendas, para terminarlas en 120 días: “El IPVU se va a hacer cargo. Esta semana ya vamos a colocar las aberturas y le vamos a dar prioridad a estas casas para que estén terminadas en cuatro meses”, agregó el funcionario.