“Estamos en línea, el gobierno nacional está a disposición para lo que sea necesario”, dijo Sapag e informó que habló también con los ministros de Planificación Federal, Julio De Vido, y de Defensa, Arturo Puricelli.

La presidenta Cristina Fernández de Kirchner se comunicó hoy con el gobernador Jorge Sapag para interiorizarse sobre la situación planteada por la posible erupción del volcán Copahue, ubicado a 400 kilómetros de la capital provincial, por lo que ya se declaró el estado de alerta rojo tanto del lado argentino como en territorio chileno.

“Estamos en línea, el gobierno nacional está a disposición para lo que sea necesario”, dijo Sapag al señalar que habló también con los ministros de Planificación Federal, Julio De Vido, y de Defensa, Arturo Puricelli.

El alerta rojo se mantiene en la zona debido a la posible erupción del volcán, si bien en las últimas horas no se han producido cambios significativos en su comportamiento. En Loncopué permanecen alojados en el gimnasio municipal 100 pobladores de Caviahue evacuados el lunes pasado, mientras que en Las Lajas se encuentran a resguardo otras 50 en el regimiento militar.

“Sabemos que en las últimas horas el volcán decreció en su actividad interna pero no a los niveles que supone terminar con el alerta rojo, porque el magma sigue subiendo”, explicó el gobernador y agregó que “es la información que nos está dando el volcán la que nos permite confirmar que la decisión de alerta rojo con evacuación fue una decisión acertada”.

Luego, indicó que “el magma sigue subiendo, los tremores –microsismos- se siguen produciendo, está ascendiendo una masa importante por el conducto del volcán y tenemos que estar atentos para ver en qué momento el final de este proceso es sólido, líquido, gaseoso” y añadió: «Tenemos que esperarlo y monitorearlo muy bien para no correr riesgos, y por eso la decisión de la evacuación es una decisión también de Chile”.

Sapag expresó que «el volcán es un ser vivo, autónomo en sus decisiones, la última palabra la tiene el volcán, no podemos hacer absolutamente nada que no nos lo indique el volcán». Agregó que “no podemos inventar nada aquí caprichosamente. La naturaleza se gobierna así misma, no tiene un gobierno que la regentee, así que esperamos toda la información del volcán”.

El gobernador precisó que «los vulcanólogos, en estas 72 horas empezando desde ayer, manifestaron que el volcán se iba a expresar claramente, así que vamos a esperar estas 72 horas”. Señaló que “tampoco sabemos qué va a pasar en estas 72 horas, por eso no podemos alentar a los pobladores al decirles que van a poder volver a sus casas”.

Asimismo, el gobernador destacó que “vamos a ser muy prudentes a la hora de tomar decisiones. Seguimos en contacto con Chile y, al mismo tiempo, trabajando con el Servicio Geológico Nacional de San Juan”.

Fuente: Télam