El gobernador inauguró viviendas en Andacollo

abril 18, 2010

Se trata de siete casas que el municipio y la provincia construyeron para aquellas familias que debieron ser relocalizadas debido a que sus lotes originales se encontraban sobre la nueva traza y pavimentación de la ruta provincial 43 que comunica todo el norte neuquino.

El gobernador inauguró viviendas en Andacollo.

El gobernador Jorge Sapag junto al intendente de Andacollo, Daniel Muñoz inauguró este domingo, siete viviendas en el radio urbano de la localidad.

Se trata de casas ubicadas de forma dispersa y pertenecientes a familias que debieron ser relocalizadas debido a que la nueva traza de la ruta provincial 43 y su pavimentación atravesaba sus lotes originales.

El mandatario neuquino entregó las llaves de las viviendas a sus dueños y realizó el tradicional corte de cintas en una de ellas, propiedad de la familia Lagos. Al dirigir unas palabras a la comunidad y autoridades allí reunidas, Sapag manifestó que “este tipo de trabajos se pueden realizar gracias a la tarea integrada entre municipio y provincia en pro del bienestar de la gente y para cumplir de esta forma, con un compromiso asumido en su momento cuando se planificaron las obras viales en el Norte neuquino”.

Agregó que “en estos tiempos electorales que se avecinan, con vistas al 2011, el gobierno de la provincia suele escuchar muchas críticas de los candidatos pero, esta gestión que encabezo y que el pueblo me delegó, piensa responder con obras y hecho concretos cada agravio, cada insulto y cada descalificación que reciba. Esta es nuestra forma de trabajar y de cumplir”, aseguró.

El gobernador expresó su “satisfacción como gobernador, por venir a terreno -dijo- y ver las realizaciones y concreciones de la mano de intendentes como Daniel Muñoz, que están en el frente de batalla” y afirmó: “A las pruebas me remito, basta con mirar la vivienda que antes tenía la familia y la actual, para darnos cuenta que estamos ante el cumplimiento de una responsabilidad concreta. Hechos y no palabras, que mis adversarios sigan hablando”.