Gutiérrez destacó la unidad para enfrentar los desafíos actuales.

El gobernador Omar Gutiérrez encabezó esta mañana el acto oficial por el 205° aniversario de la independencia argentina en la plaza Roca de la ciudad de Neuquén, donde se entonaron los himnos y se izaron los pabellones nacional y provincial.

De la actividad participaron también el vicegobernador Marcos Koopmann, el intendente Mariano Gaido, el presidente del Tribunal Superior de Justicia, Germán Busamia, el Jefe de Gabinete, Sebastián González, la presidenta del Concejo Deliberante Claudia Argumero, legisladores y representantes de las fuerzas de seguridad.

Gutiérrez reflexionó sobre la fecha con un saludo a todos los habitantes de la provincia, con un mensaje de unidad “bajo la celeste y blanca” para enfrentar la pandemia y “para salir adelante” frente a los momentos difíciles que impone la pandemia.

“Hay que quedarse en los valores con los que se construyó el hecho histórico y con esos mismos valores hay que enfrentar los desafíos actuales. La perseverancia, el esfuerzo, la libertad, la responsabilidad, la empatía y la solidaridad con el diferente, que es el respeto. La construcción de acuerdos y consensos, la planificación de nuestra querida provincia que es un ejemplo”, expresó.

“Hoy es un día en el cual no hay posibilidad de no encontrarnos unidos, son tiempos de reconciliación, de encuentros y de tirar juntos”.

En esta línea, se expresó también el vicegobernador Marcos Koopmann, que mostró su deseo de llegar a una Argentina “sin grieta”. “Fueron muchos años de sacrificio y esfuerzo pero hubo un pueblo que decidió salir de la comodidad y ser independientes, todos unidos detrás de un objetivo”, recordó.

Por su parte, el intendente Mariano Gaido rescató el esfuerzo por el bien común de los primeros patriotas, que tenían como “único bien común” a la patria, y realizó un paralelismo con todos los esfuerzos unidos por acompañar al sistema de salud y al sistema económico para defender “el trabajo y a las empresas neuquinas”.