Será del 6 al 8 de marzo en Cajón Chico. La actividad es organizada por la comunidad Millaín Currical. Habrá espectáculos artísticos, baile, comidas típicas,  artesanías y actividades camperas.

Desde el viernes 6 hasta el domingo 8 de marzo, la comunidad Millaín Currical celebrará la 12º edición de la Fiesta Regional del Telar, un evento que promueve  y rescata esa tradición cultural de los pueblos que se mantiene vigente de generación en generación.

Las actividades se realizarán en el predio del Centro Tradicionalista y Deportivo Carlos Millaín de Cajón Chico, a 10 kilómetros de Caviahue, y comenzarán el viernes 6 por la noche con un baile campero. Luego, desde el sábado la fiesta se desarrollará a partir de las 10 de la mañana.

Juan Carlos Millaín, miembro de la comunidad y a cargo de la organización de la fiesta, destacó que para esta edición “agregamos más actividades para que la gente se acerque al lugar;  esos dos días habrá cerca de 30 puestos de comida que son de la Comunidad con hamburguesas de cordero, empanadas, mote, carne asada, choripanes con chorizos caseros, sopa, pan casero, tortas fritas, y cosas dulces”, y para los visitantes que quieran ir a la fiesta y acampar, dijo que “es muy buena opción porque pueden pasar unos días con nosotros en plena comunidad”.

Millaín también se refirió al crecimiento que tuvo la fiesta desde su creación. “Cuando empezamos con la Fiesta éramos 300 personas y ahora estamos sumando 3000. Para nosotros es mucho porque sabemos que arrancamos de cero, entonces viendo año a año es muy bueno para nosotros”, explicó.

Además, contó cómo influye en Cajón Chico la actividad turística de la región. “Al vivir cerca de Caviahue hemos sentido un cambio a raíz del turismo, porque el turista no necesitaba un poncho o una faja, sino que pedía un caminito para decorar la casa. Entonces fuimos adaptando la artesanía para la gente, sin que se dejen de hacer las prendas gauchas que se usan mucho”, detalló.

Entre las actividades de la Fiesta se desarrollará el tradicional desafío del Telar, que “más que una competencia, para el público es una demostración del trabajo que requiere el telar”,  señaló Millaín y contó que “el trabajo del telar tiene procesos, está la esquilada de la oveja, pasa al hilado, después se lava, se madeja y se ovilla antes de pasar al telar. Y nosotros tomamos desde la parte del ovillado para la competencia, por ejemplo quien madeja más rápido un ovillo de hilo”.

También,  Millaín destacó la importancia en el trabajo del telar para toda la comunidad. “Para el mundo en general  quien se encarga del telar son las mujeres, pero la verdad que es una visión reducida porque en la artesanía tejida a telar influyen las mujeres y los hombres. En el proceso de esquila influye el hombre y así en todo el proceso que intervienen los dos. Los chicos aprenden la costumbre de una manera innata, porque acá en el campo en todas las casas hay un tejido, además en paralelo siempre hay maestros artesanos donde van los chicos a aprender a tejer”, precisó.