Ante pronósticos climáticos de nieve, lluvias y vientos, para distintos lugares de la provincia; en el día de ayer el organismo dispuso la coordinación de personal de las distintas regionales con cuadrillas y equipos para garantizar el suministro de energía.

 

El Ente Provincial de Energía del Neuquén (EPEN) informó que, ayer domingo 13, se dispuso la coordinación de personal desde las distintas regionales, con cuadrillas y equipos preparados ante posibles eventos climáticos como nieve, lluvias y vientos, pronosticados para la jornada.

El ministro de Energía, Servicios Públicos y Recursos Naturales, Alejandro Nicola expresó: “Hemos tenido un día muy movido desde muy temprano”, sin embargo “teníamos el pronóstico tanto de nieve como de vientos fuertes, desde hace unos días, por lo que el EPEN estaba preparado con todas sus cuadrillas, desde cada regional”.

Asimismo, explicó que “la mayor cantidad de problemas no fueron ocasionados por la caída de postes y columnas, sino por la caída de árboles sobre las líneas”. Sobre esto, explicó que “las líneas se diseñan para soportar una velocidad máxima de viento de 140 kilómetros por hora y previendo un diámetro de hielo de 10 milímetros”.

A primeras horas de la mañana, se registraron fallas en Aluminé y Chos Malal, por lo que personal operativo acudió a resolver los inconvenientes. En el oeste provincial, la línea de 33 kilovoltios ubicada en la zona Aluminé salió de servicio alrededor de las 7:30 y si bien luego se restableció, se dispuso el equipo de generación para abastecer a las dos escuelas en donde se realizaron los comicios. Las ráfagas alcanzaron los 120 kilómetros.

También la línea de alta tensión Chos Malal-Andacollo tuvo inconvenientes, en el marco de un temporal de nieve y viento en la zona.   Hubo diversos cortes de servicio en el sistema de distribución, por la caída de árboles de gran porte, una veintena en la zona del casco céntrico, y postes quebrados producto de dichas inclemencias. Hacia el mediodía, el servicio fue restablecido parcialmente y los trabajos continuaron durante toda la tarde.

En la zona sur, una falla en 500 kilovoltios hizo que saliera de servicio la Estación Transformadora Alicurá –dependiente de Transener SA-, lo cual afectó a la zona sur de Neuquén y Río Negro, dejando sin servicio a localidades como San Martin de los Andes, Junín de los Andes y Bariloche.

Una vez que la empresa logró restablecer el servicio a la Estación, personal del EPEN realizó las maniobras para abastecer las líneas que llegan a Pío Protto, logrando normalizar el suministro alrededor de las 17.45 a San Martin y a las 19 a Junín. Aún restan algunas zonas rurales como Chiquilihuin, Quila Quina y Quilquihue.

Como consecuencia de las ráfagas y ramas caídas sobre las líneas, hubo inconvenientes también en Centenario, lo que provocó la salida de servicio de la subestación Parque Industrial en Neuquen; y desde allí dos alimentadores abastecen a la Cooperativa Calf que distribuye el servicio a los barrios de la zona norte de la ciudad. El servicio en la subestación transformadora PIN estuvo repuesto hacia las 16.30.

También se registraron inconvenientes –que fueron resueltos en horas de la tarde de ayer- en sectores con zonas de chacras, como Senillosa, el Chañar y Vista Alegre.

En Chos Malal se restableció completamente el servicio hacia las 17, en Aluminé alrededor de las 14 y en Los Miches alrededor de las 18.30, el trabajo se realizó en conjunto con las Defensas Civiles locales.