Fue en el marco del segundo Taller de Manejo, Operación y Mantenimiento de maquinaria para sistemas de riego y drenaje organizado por la provincia y dirigido a trabajadores y operarios de maquinaria de riego.

El Ente Provincial de Energía del Neuquén (EPEN) participó el viernes en Centenario de una jornada de capacitación en el segundo Taller de Manejo, Operación y Mantenimiento de maquinaria para sistemas de riego y drenaje organizada por la subsecretaría de Recursos Hídricos.

A fin de llegar con información de interés para los trabajadores que operan maquinaria de riego en toda la provincia, el EPEN realizó una presentación sobre seguridad pública y riesgo eléctrico, donde se focalizó en las distintas situaciones de riesgo que pueden enfrentar en sus tareas diarias, relacionadas con las instalaciones eléctricas, las posibles consecuencias y afectaciones y, sobre todo, las medidas de protección y prevención adecuadas para evitar distintos tipos de accidentes.

Desde el EPEN se destacó que para prevenir descargas disruptivas en trabajos efectuados en proximidades a las torres o líneas de alta tensión en particular, se debe atender a las separaciones mínimas y distancias entre cualquier punto con tensión y la parte más próxima del cuerpo del operario o de las herramientas utilizadas en la situación más desfavorable que pudiera producirse.

Se indicó que así la proximidad excesiva, ya sea de una maquinaria como de una persona a un conductor o línea, puede producir una descarga eléctrica de magnitud, produciendo en el operario posibles caídas, quemaduras internas y externas graves y hasta la muerte. Además de daños a la maquinaria y el medio ambiente, tales como incendios de maquinaria/vehículos, destrucción de neumáticos, rotura de conductores de la línea e interrupción del servicio eléctrico.

De esta forma, se trabajó durante el taller en las acciones de prevención que se pueden resumir en: disponer de los planos informativos de las infraestructuras  eléctricas  próximas  a la obra antes de comenzar los trabajos, localizar y señalizar sobre el terreno posibles redes subterráneas, mantener las distancias de seguridad con las líneas eléctricas, y consultar siempre con los servicios eléctricos del EPEN más cercanos al área de trabajo.

El taller culminó con el reparto de stickers con los teléfonos de contacto ante cualquier eventualidad o emergencia.