Está interrumpido el tránsito en esa zona debido a la perforación de una cañería cloacal. Estiman que las tareas concluyan esta noche.

Con motivo de la rotura de una cañería cloacal en la intersección de la Ruta 7 y Conquistadores del Desierto, operarios del Ente Provincial de Agua y Saneamiento (EPAS) se encuentran abocados desde temprano a la reparación de dicho ducto. La circunstancia obligó a la interrupción del tránsito en la zona.

Los trabajos que se llevan adelante en el lugar consisten en el recambio de unos 40 metros de cañería de 250 milímetros de AC, por una de similar diámetro de PVC que cruzará la ruta. Si bien las tareas son complejas ya que atraviesas ductos de otros servicios, desde el organismo estimaron que concluirán cerca de la noche de hoy.