Las tareas se realizan en Río Senguer al 2100.

El Ente Provincial de Agua y Saneamiento (EPAS) comunica que hoy, alrededor de las 10.30, maquinaria de una empresa de gas que realizaba tareas de instalación de redes en el barrio Los Polvorines, en calle Río Senguer al 2100, rompió el acueducto de diámetro 400 mm de PRFV que alimenta -desde la toma de Calle Anaya, a través del rebombeo Bejarano- la cisterna del barrio Gregorio Álvarez.

Por tal motivo, se interrumpió de forma momentánea la impulsión de agua potable para proceder a la reparación de la cañería. Los trabajos están a cargo de  personal del EPAS y demandarán entre 4 y 6 horas.

Durante esas tareas, se espera que los barrios del oeste de la ciudad, alimentados desde la cisterna del barrio Gregorio Álvarez, no se vean afectados, más allá de una leve disminución en la presión, ya que dicha reserva también está alimentada desde el norte por el sistema Mari Menuco.