El presidente del organismo, Mauro Millán, sostuvo que se trata de "una firma histórica".

El Ente Provincial de Agua y Saneamiento (EPAS) concretó este miércoles en Junín de los Andes el primer contrato de concesión de la provincia luego de que el Concejo Deliberante local aprobara por unanimidad el documento que ya había sido firmado por el presidente de la empresa estatal, Mauro Millán, y el intendente, Carlos Corazini.

Tras este último paso que fue la aprobación del Concejo, el Municipio (a partir de ahora, el concedente) y el Ente provincial (el concesionario) dejan establecidas las obligaciones y responsabilidades de cada una de las partes y se conforma un órgano de control, lo que derivará en una mayor eficiencia del servicio. El contrato también instaura el régimen tarifario de acuerdo al valor de equilibrio para la correcta prestación de los servicios, como el plan de mejoras y expansión necesario para acompañar el crecimiento de la localidad.

La Constitución provincial establece -desde el 2006- que los servicios urbanos son responsabilidad de los municipios por lo que un contrato de concesión como el que sancionó Junín se vuelve indispensable para darle un marco jurídico y legal a la prestación que el EPAS ya realizaba en la ciudad.

Al respecto, el intendente Corazini habló frente a los ediles, autoridades del Ente y vecinos en general y aseguró que el de ayer “era un día para celebrar” porque se trató de “un arduo y largo trabajo”. También destacó que “se llevará adelante en la ciudad el Plan Director de agua y cloacas para proyectar nuevas obras».

Por su parte, Mauro Millán destacó los aportes de todos los sectores que permitieron la concreción de esta firma histórica para el EPAS y aseguró que la misma «redundará en un mejor servicio para todos los vecinos que son, en definitiva, a los que debemos responder tanto la Provincia como el Municipio y los concejales».

Un contrato de las mismas características y similar redacción, elaborado tiempo antes incluso que el de Junín de los Andes, es que el posee a disposición el Municipio de Neuquén a la espera de la firma del intendente, mientras que se avanza a su vez con Senillosa para formalizar el acuerdo. Lo mismo se está gestando en las demás localidades en las que la empresa provincial presta el servicio.

 

El contrato también instaura el régimen tarifario de acuerdo al valor de equilibrio para la correcta prestación de los servicios, como el plan de mejoras y expansión necesario para acompañar el crecimiento de la localidad.