El Ente Provincial de Agua y Saneamiento suscribió el tercer contrato de concesión con un municipio, esta vez en Senillosa. Se cumple así lo estipulado en la Constitución provincial que establece desde 2006 que los servicios urbanos son responsabilidad de los municipios.

El presidente del Ente Provincial de Agua y Saneamiento (EPAS), Mauro Millán y el intendente de Senillosa, Hugo Moenne firmaron el contrato de concesión del servicio de saneamiento y de agua potable gracias al cual el municipio (a partir de ahora, el concedente) y el EPAS (el concesionario), dejan establecidas las obligaciones y responsabilidades de cada una de las partes, lo que derivará en una mayor eficiencia del servicio.

El contrato también instaura el régimen tarifario de acuerdo con el valor de equilibrio para la correcta prestación de los servicios, como el plan de mejoras y expansión necesario para acompañar el crecimiento de la localidad.

Millán destacó la importancia de la firma del convenio y recordó que “recientemente inauguramos con la presencia del ministro del Interior de la Nación, Rogelio Frigerio; el gobernador Omar Gutiérrez y demás autoridades nacionales y provinciales, la nueva planta de tratamiento de líquidos cloacales para así poder pasar del 30 al 100 por ciento de la población servida”. El presupuesto final de esa obra fue de 145.740.620 pesos. A su vez, en ese mismo acto de inauguración, el EPAS hizo entrega de seis vehículos para el servicio: dos hidrogrúas, dos camionetas 4×2, una retropala y un camión desobstructor.

“Es una gran satisfacción ampliar y mejorar el servicio acompañando el crecimiento de las ciudades de la provincia del Neuquén que tienen un crecimiento sostenido y dinámico. Las obras de saneamiento mejoran la calidad de vida de los vecinos, pero también contribuyen al ambiente y al cuidado de la salud de las futuras generaciones”, agregó Millán.

Cabe remarcar que un contrato de las mismas características y similar redacción se firmará muy pronto en la ciudad de Neuquén y Villa El Chocón.

El contrato de concesión como el que se sancionó en Senillosa y el que igualmente se firmó en Villa La Angostura el mes pasado y en Junín de los Andes en 2018, se vuelve indispensable para darle un marco jurídico y legal a la prestación del servicio.