El organismo provincial brinda asistencia aun en localidades donde no brinda el servicio.

En consonancia con su función social y el compromiso con la salud de los neuquinos y el cuidado del ambiente, el Ente Provincial de Agua y Saneamiento (EPAS) asistió el último año a varios municipios en donde la empresa no presta los servicios de agua y saneamiento de forma directa, realizando proyectos ejecutivos con fondos propios, muestreos de control de calidad y asistencia técnica.

Entre ellos, se encuentra el proyecto de “Rehabilitación de la planta de tratamiento de líquidos cloacales” para Plottier, con un presupuesto de más de $34.000.000, que se encuentra en búsqueda de financiamiento. Asimismo, EPAS elaboró el Plan Director de Agua y Cloacas para esta localidad así como para Bajada del Agrio, acompañando el crecimiento de las ciudades.

Por otra parte, el organismo realizó, a pedido de los habitantes, productores e integrantes de la cooperativa local, el proyecto de extensión de red de agua potable para la zona rural de Mariano Moreno que consiste en 5600 metros de cañería de PVC para llevarle el servicio a los vecinos del sector de chacras. Además, el Ente concretó el proyecto de refuncionalización de lagunas para Zapala con un presupuesto de $9.300.000.

Asimismo, la empresa provincial brinda asistencia técnica así como de materiales y mano de obra en todas las localidades que lo requieran o frente a cualquier contingencia: limpieza de pozos, distribución de agua en camiones cisterna, reparaciones y cambios de bombas y/o tableros eléctricos, perforaciones, inspecciones, entre otros. Sólo en concepto de estos trabajos, EPAS invierte alrededor de $2.000.000 anuales.

A su vez, desde el sector del Laboratorio del EPAS, en promedio, se realizan 240  salidas de comisión anuales para realizar la toma de muestras bacteriológicas y  fisicoquímicas del agua de suministro público (redes) y de las fuentes de suministro de todas las localidades de la provincia, así como el control de los parámetros de vertido de los líquidos tratados. Con estos resultados, se asesora luego a los Municipios para que puedan mejorar sus sistemas de potabilización y tratamiento.

De esta forma, el Ente continúa respondiendo a los requerimientos y necesidades de los neuquinos aún en las localidades donde no presta el servicio, entendiendo el agua como un derecho humano y las condiciones de saneamiento adecuadas como indispensables para la salud de los vecinos y el cuidado de nuestro ambiente.