El Copade y El Chocón firmaron un convenio de colaboración, asistencia técnica y cooperación mutua

noviembre 6, 2009

El objetivo es poner a disposición del municipio “las herramientas que tenemos en el organismo tanto para asistencia técnica, como para identificación de fuentes de financiamiento alternativas, y todo aquello que podamos ir direccionando en el modelo de desarrollo” de la localidad, indicó el subsecretario del Copade, Claudio Garretón.

La subsecretaría del Consejo de Planificación y Acción para el Desarrollo (Copade) y la municipalidad de Villa El Chocón firmaron este mediodía un convenio de colaboración, asistencia técnica y cooperación mutua, con el objeto de conformar un espacio de articulación para trabajar en forma conjunta en la elaboración de políticas, programas y proyectos.

El objetivo es evaluar alternativas para optimizar el uso de los recursos disponibles, nuevos esquemas de recaudación de recursos y su asignación, mediante distintas herramientas y mecanismos de creación de un fondo para el desarrollo local.

La firma se llevó a cabo en Casa de Gobierno con la participación del ministro de Gobierno, Trabajo, Justicia y Derechos Humanos, Jorge Tobares, el subsecretario del Copade, Claudio Garretón, y el intendente de Villa El Chocón, Nicolás Di Fonzo.

“La intención es que desde el Copade podamos ponerle a disposición las herramientas que tenemos en el organismo, tanto para asistencia técnica, como para identificación de fuentes de financiamiento alternativas, y todo aquello que podamos ir direccionando hacia el modelo de desarrollo deseado que tenga este municipio”, explicó Garretón.

Explicó que a largo plazo se busca desarrollar armónicamente a la provincia mediante el desarrollo de microrregiones. En el caso de El Chocón, se pretende que sea cabecera de una microrregión que incluye a Senillosa, Arroyito, Picún Leufú y Piedra del Águila, para que se facilite “resolver problemáticas comunes”, indicó.

Recordó que la localidad ubicada junto al embalse Ezequiel Ramos Mexía “tiene una gran potencialidad en cuanto a sus recursos turísticos y paleontológicos” y que se está experimentando con la producción en lo que se refiere a piscicultura. “Estamos trabajando con un proyecto de ensayo con jaulas, a través del Consejo nacional de Ciencia y Tecnología, y se demostró que funcionan, así que se va a poder pensar en producción de piscicultura en gran escala”, dijo.

Además, adelantó que se buscará fomentar en la zona la radicación de industrias electrointensivas, que permitan -como se pretende con el proyecto de represa Chihuido I- recuperar un modelo de desarrollo, generar industrias y a la vez beneficios para las localidades que prestan el recurso natural.

Evaluación e implementación de proyectos

Según el convenio, las dos partes se comprometen a evaluar la cartera de proyectos locales y se capacitará a los responsables de gestión en formulación, evaluación, seguimiento e implementación, metodologías de ponderación y búsqueda de financiamiento local, micro regional, provincial, nacional e internacional para su implementación.

Entre otros aspectos, se abordarán las temáticas de Capacitación y Gestión administrativa, definición de objetivos de desarrollo local, construcción de indicadores de proceso y de resultado y elaboración y gestión de Políticas Públicas a partir de los objetivos definidos.

El intendente Di Fonzo evaluó que “es un convenio de un marco muy amplio que a nosotros nos trae como beneficio poder trabajar con un equipo de profesionales con experiencia, lo que ha marcado al Copade desde los primeros años de nuestra provincia”.

El objetivo es ser fiel a la visión estratégica que dio origen a la creación de El Chocón, y continuarla “con una visión que puede tener un largo plazo para tornar a este municipio sustentable y sostenible, y no caer en el facilismo de ponerle una bandera de remate a nuestras tierras para poder sostener esta realidad y esta crisis tan importante que estamos atravesando”, aseveró el jefe comunal.

Y aseguró que “en este convenio encontramos el soporte técnico y la experiencia necesaria para que en nuestro municipio podamos compartir estas experiencias, y tener un lineamiento claro y preciso en todas las áreas: económica, social, salud; con una visión macro y que tiene que ver con el desarrollo y con integrarnos con la región, como sucedió en los comienzos”.

El convenio tendrá una duración de dos años a partir de la fecha de su firma, renovable automáticamente por períodos iguales.