Se resolvió emitir una declaración al Instituto Nacional de Servicios Sociales para Jubilados y Pensionados, PAMI, en repudio a los ajustes y limitaciones que se establecerían sobre las prestaciones médicas, y una recomendación a la Administración Nacional de la Seguridad Social (Anses), sobre la extensión de la moratoria de la jubilación sin aportes.

El pasado viernes 21 de junio se llevó a cabo la décima sesión ordinaria del Consejo Provincial de Adultos Mayores (CPAM), en la comisión vecinal del barrio Gregorio Álvarez de la ciudad Neuquén.

Asistieron representantes del Instituto Nacional de Servicios Sociales para Jubilados y Pensionados, PAMI, con quienes se realizó un espacio de trabajo y se acordó que se evaluará la posibilidad de disponer de delegaciones en las localidades de Barrancas y Buta Ranquil, en articulación con el ministerio de Desarrollo Social de la Nación y otros organismos con injerencia en la temática, para garantizar una mayor accesibilidad de la población de la zona norte a los servicios.

“Lo que se esconde es lo que no garantiza los derechos y hay que visibilizarlo. Hay mucha gente que no es consciente de que todos vamos en el mismo sentido. Por eso debemos fortalecer estos espacios, donde se dan estas discusiones y ponemos en voz los derechos de las personas mayores”, señaló la subsecretaria de Familia y presidenta del Consejo, Emilce Troncoso.

A su vez, se resolvió emitir una declaración en repudio a los ajustes y limitaciones que se establecerían sobre las prestaciones médicas que brinda PAMI y, en paralelo, una recomendación a la Administración Nacional de la Seguridad Social, ANSES, sobre la extensión de la moratoria a los fines de la jubilación sin aportes, comúnmente conocida como Jubilación para Amas de Casa.

Finalmente, se definió que estos últimos puntos serán algunos de los temas a plantear en la próxima reunión del Consejo Federal de los Mayores, que se desarrollará entre el 10 y 11 de julio del corriente año.