Participaron funcionarios provinciales, el equipo directivo del colegio, docentes, ex docentes, y alumnos del establecimiento y de otros colegios.

Se realizó hoy el acto por el 50º aniversario del Colegio San José Obrero de la ciudad de Neuquén, que contó con la participación de los ministros de Educación, Cristina Storioni y de Trabajo, Desarrollo Social y Seguridad, Mariano Gaido; el director del establecimiento, Juan Espinoza, acompañado por el directorio, docentes, ex docentes, alumnos y ex alumnos.

El colegio San José Obrero fue fundado en 1969 por el salesiano padre Juan Gregui, con el objetivo de promocionar a jóvenes hijos de obreros de la construcción y trabajadores golondrinas.

Durante el acto aniversario se intercambiaron presentes, reconocimientos y el gobierno hizo entrega de material tecnológico para el colegio.

Durante el acto aniversario se intercambiaron presentes, reconocimientos y el gobierno hizo entrega de material tecnológico para el colegio. Luego, el grupo de folklore Raíces Neuquinas ofreció un espectáculo, y alumnos del colegio presentaron una obra de teatro.

Marité Berbel interpretó el Himno Nacional seguido del Himno Provincial, e invitó a las autoridades que tomaran la bandera de la provincia entre sus manos mientras cantaban.

En su discurso, el ministro Mariano Gaido expresó que “es un orgullo y honor estar en este acto. El gobernador Omar Gutiérrez –que no pudo estar presente por razones de agenda en el exterior del país– les envía un cálido y afectuoso abrazo”.

“Soy papá de la familia salesiana; hoy me toca ser funcionario de la provincia, y quiero agradecer a las autoridades del colegio por las gestiones que realizan, por el empuje que dan a los sueños de Don Bosco y del padre Juan Gregui”, destacó.

Luego, Gaido se dirigió a la comunidad educativa del colegio y remarcó que “el trabajo que hacen es excelente, tenemos que acompañarlos con humildad, entendiendo que esta escuela da talleres de oficio para asegurar una salida laboral”.

Storioni manifestó que “voy a reconocer a la escuela que cumple 50 años, con sus huellas y sus sueños, los de alguien como Juan Gregui que en su momento los pensó, acompañado por el obispo Jaime De Nevares”.

La ministra de Educación, Cristina Storioni, manifestó que “voy a reconocer a la escuela que cumple 50 años, con sus huellas y sus sueños, los de alguien como Juan Gregui que en su momento los pensó, acompañado por el obispo Jaime De Nevares”.

Seguidamente, enumeró los distintos reconocimientos que recibió el establecimiento educativo San José Obrero, entre ellos en 2003 un reconocimiento del Consejo Provincial de Educación; en 2005 el Premio Presidencial Escuela Solidaria; en 2005 el reconocimiento de la Legislatura; en 2007 el Premio Especial a la Educación Solidaria. A raíz de esto, la ministra señaló “esto habla de que ustedes, los verdaderos protagonistas, han hecho historia y huella. La vocación que hay en esta escuela es reconocida por la comunidad. Quiero agradecerles en nombre del gobierno provincial, el espacio educativo que brindan para nuestros chicos y chicas”.

A su turno, el director Juan Espinoza dijo: “Somos hijos de un soñador, Don Bosco. Hoy es muy gratificante después de 50 años celebrar un sueño hecho realidad, el sueño y la promesa del salesiano padre Juan Gregui –con la ayuda de nuestro querido primer obispo Don Jaime De Nevares– de regalarle a la ciudad de Neuquén un colegio de arte y de oficios, destinado a los hijos e hijas de obreros y jóvenes en situación de riesgo social”.

Remarcó que “fieles a estas raíces, en estos 50 años se ha promovido e incluido socialmente a cientos de jóvenes, hoy empresarios, comerciantes, maestros de taller, personal destacado en distintas empresas que fueron, son y serán parte de una familia que nos solo brinda educación sino también contención y afecto. Somos una comunidad que escucha y acompaña a cada uno y cada una de nuestros estudiantes”.

Del acto también participaron representantes de la dirección de Enseñanza Privada, Marité Martínez y Diana Rodríguez; el director de la Presencia Salesiana de Neuquén y Cipolletti, Guillermo Tanos; el párroco sacerdote de la Capilla San José Obrero, Natalino Fleitas, y los directivos del colegio Claudio Gómez y Pablo Narváez.

Los colegios que acompañaron la ceremonia y asistieron sus alumnos fueron: Escuela Diocesana Padre Adolfo Fernández, Colegio Don Bosco, Colegio Padre José María Brentana (Cipolletti) y el Instituto María Auxiliadora.

Gaido remarcó que “el trabajo que hacen es excelente, tenemos que acompañarlos con humildad, entendiendo que esta escuela da talleres de oficio para asegurar una salida laboral”.