Se trabajará principalmente en los campos de relevamiento e investigación de zoonosis vinculadas a las especies silvestres.

Se firmó hoy un convenio de cooperación interinstitucional entre la Provincia, a través del ministerio de Desarrollo Territorial; y el Colegio de Médicos Veterinarios del Neuquén con la finalidad de desarrollar actividades de ciencia y tecnología en el campo de salud animal y sus implicancias sobre la producción y la salud humana.

El convenio se centrará principalmente en los campos de relevamiento e investigación de zoonosis vinculadas a las especies silvestres y otras áreas a definir por las partes.

El ministro de Desarrollo Territorial, Leandro Bertoya explicó que desde su cartera se han armado agendas de trabajo “con todos los interesados en las actividades que nos conciernen.

En este caso en particular queremos contar con la compañía del Colegio de Médicos Veterinarios para que nos asistan y colaboremos mutuamente en el control de las piezas de caza que se dan en nuestro territorio, para que cuando lleguen al consumidor lo hagan de la manera más apta e higiénica posible. La opinión y el conocimiento del Colegio servirá para articular programas de trabajo que nos permitan lograr este objetivo”.

Agregó que “el Colegio brindará asistencia técnica, asesoramiento y difusión para trabajar coordinadamente con las entidades que dependen del Ministerio de Desarrollo Territorial, tales como el Cuerpo de Guardafaunas, la dirección de Sanidad Animal y el Control Provincial de Ingreso de Productos Alimenticios (CIPPA), entre otras”.

En tanto, Fernando Saiz, presidente del Colegio de Médicos Veterinarios del Neuquén, señaló que a través del convenio “nosotros ofrecemos toda nuestra colaboración al Estado provincial, en este caso en coordinación con la dirección provincial de Recursos Faunísticos, pero siempre predispuestos a ayudar en cualquier área que involucre la participación de nuestros veterinarios”.

Por último, Saiz explicó que “es un convenio de mutua colaboración para que los profesionales veterinarios del área privada, así como los que trabajan para el Estado puedan tener un lugar donde explayar las expectativas y colaborar para minimizar aquellos problemas que afecten a los animales, así como a la salud pública”.