Con este objetivo, profesionales del organismo se reunieron con la Fundación Empatía y la Asociación Estrellas de Neuquén.

Con la intención de compartir puntos de vista sobre el abordaje que debe realizarse con familiares y víctimas de siniestros viales, profesionales del Centro de Atención a la Víctima (CAV) se reunieron esta mañana con integrantes de la Fundación Empatía y de la Asociación Estrellas de Neuquén. También participó el director provincial de Seguridad Vial, Lucas Gómez.
El encuentro se dio en el marco de la reforma de la ley 2152, que jerarquiza las funciones del CAV. De esta manera, el organismo dependiente del ministerio de Gobierno y Seguridad incorpora de forma explícita la asistencia a víctimas de siniestros viales, además de víctimas de violencia de género e intrafamiliar, personas víctimas con lesiones gravísimas, del delito de trata de personas, y quienes fueron víctimas de catástrofes.

De la reunión virtual participó el presidente de la Fundación Empatía, Marcelo Barberis, y miembros de la Asociación Estrellas del Neuquén, encabezados por su presidenta, Laura Marillán. A través de las experiencias de estas ONGs abocadas a la asistencia de familiares de víctimas viales y a la prevención de accidentes de tránsito, el CAV intenta nutrirse de herramientas para el armado de un dispositivo que satisfaga las necesidades de una víctima de un siniestro vial.

Al respecto, el director del Centro de Atención a la Víctima, Rodolfo de la Fuente, valoró el intercambio que “ayuda para la reglamentación de la ley, y para que los protocolos de actuación se ajusten a las necesidades de los familiares, de modo que sean lo más efectivos posible”.

El CAV es un organismo que tiene como objetivo la asistencia psicológica y el asesoramiento jurídico a la víctima, a partir de un trabajo de acompañamiento interdisciplinario psico-social. En Neuquén, asesora y contiene a través de sus vías de comunicación, en el 4439993, de 9 a 13, o a los teléfonos 299 4613064 y 299 5102980. Más información en cavd.neuquen.gov.ar.