El aeropuerto de Zapala es una referencia de desarrollo turístico y productivo para la provincia

diciembre 14, 2011

La provincia ejecutará obras en el aeropuerto de Zapala, que permitirán -en una primera etapa- que sea una alternativa al aeropuerto internacional Juan Domingo Perón de la ciudad de Neuquén. Los trabajos demandarán una inversión inicial del orden de los diez millones de pesos.

El coordinador general de la Unidad de Gestión de Obras y Servicios, Alberto Sciacchitano, destacó que el plan de desarrollo prevé varias etapas. “La primera es la pista en condiciones para que los aviones bajen”, indicó y detalló que “desde el punto de vista operativo, estamos hablando de la nueva carpeta de asfalto de la pista, que tiene un problema de abrasión significativo”.

Dijo que hay una serie de trabajos que dependerán de las características finales que se le quieran dar a la estación aérea de Zapala. Entre otros temas, mencionó al equipamiento, la infraestructura edilicia, el personal y su capacitación. “Lo vamos a clasificar en rubros diferentes para permitirnos ir teniendo distintas etapas”, expresó.

Sciacchitano señaló que se buscará que “el aeropuerto de Zapala esté en condiciones, en una primera etapa, de funcionar como una alternativa al de Neuquén” y que inicialmente hay dos motivos para ello: la presencia de cenizas y las reparaciones que necesita la estación capitalina que hacen que no se pueda utilizar mientras duren los trabajos.

Acerca de los plazos, explicó que “estaríamos en condiciones para alrededor de febrero de tener los elementos como para saber cuál es el trabajo y cómo se podría contratar” y agregó que también deben realizarse gestiones ante organismos nacionales para que se habilite al aeropuerto de Zapala como alternativo.

“Hay que incorporarlo en el sistema nacional de aeropuertos. Y también tienen que habilitar las características edilicias y servicios que tiene para que pueda funcionar”, dijo y manifestó que los plazos dependen “de la rapidez con que hagamos las gestiones y la rapidez con que estas agencias nacionales se puedan manejar”. “Esperamos que en marzo o abril esté todo terminado”, sostuvo.

Sobre la inversión, detalló que “hay una primera etapa del orden de los diez millones de pesos, que va a estar referida a acondicionar el aeropuerto para que pueda funcionar bien, en condiciones normales. Ahí vamos a tener que hacer alguna alternativa que va a ser provisoria respecto de dónde pueden estar los pasajeros y cómo pueden hacer el ascenso y descenso. Estamos hablando de un primer plazo muy corto para no retrasar las obras en Neuquén”.

El funcionario dijo que se eligió a la ciudad de Zapala porque “está referida a una estrategia de desarrollo que ha dispuesto la provincia respecto de una red de aeropuertos. Podríamos suponer que hay tres aeropuertos en condiciones de funcionar que son hoy Neuquén, San Martín de los Andes y Loncopué, haciendo los arreglos y acomodamientos. Pero son hechos concretos”.

“Cuando hablamos de un aeropuerto de alternativa es inevitable pensar, si uno planifica, que debe estar en el centro de la provincia. Zapala es un centro geográfico. Ya tiene una decisión de desarrollo estratégico para la provincia. Hay que tener en cuenta que está planteada como una zona franca y de desarrollo industrial. Y cuando se planifica se planifica a nivel provincial y a lo que va a ser la provincia de cara a los próximos 25 ó 30 años”, amplió.

Respecto de las distancias, ejemplificó diciendo que “cuando estamos en Buenos Aires y tenemos que viajar local o internacionalmente, uno va a Aeroparque o a Ezeiza. Es un viaje de una hora y a nadie se le ocurre pensar que es lejos”.

“El aeropuerto de Zapala nos da la alternativa de ser una posible bajada de gente que a dos horas esté en los centros turísticos o en los distintos lugares de la provincia. Entonces, el vuelo a Zapala y las dos horas de viaje son una variante que nos permite vender la provincia a nivel internacional y tenerla también como una alternativa de desarrollo laboral para las distintas industrias y desarrollos mineros y productivos”, indicó.

Dijo que también se analiza la posibilidad de que en un futuro pueda funcionar como aeropuerto de cargas. “Por lo que está previsto en el entorno de Zapala y en el norte de la provincia, sería razonable que el aeropuerto de cargas en un futuro cercano pudiera ser Zapala”, señaló y destacó que “tiene la posibilidad del posible desarrollo futuro de pista que permitiría que baje cualquier tipo de avión. Situación que, por ejemplo, Neuquén no lo tiene tan fácil, porque tiene acotado el desarrollo de pista actual y no puede seguir a pistas de mayor envergadura”.