El acuerdo con Nación mejorará las condiciones del sector gasífero

julio 22, 2009

El subsecretario de Hidrocarburos y Energía, Héctor Mendiberri dijo que mejorarán los ingresos de la provincia por regalías, las empresas productoras estarán en condiciones de realizar inversiones y, por esto, también habrá mayor estabilidad en las condiciones de los trabajadores del sector.

Subsecretario Mendiberri.

El subsecretario de Hidrocarburos y Energía, Héctor Mendiberri, se refirió al acuerdo al que el gobierno provincial arribó la semana pasada con la Nación, que beneficiará al sector gasífero en la cuenca neuquina y explicó que esta medida se hizo necesaria a raíz de la crisis económica internacional que provocó “una baja de los precios de los hidrocarburos, tanto en el valor del petróleo como en el valor del gas”, lo que también “ha tenido un correlato en nuestro país y en la provincia”.

Por esto, aseguró que el acuerdo tiene como finalidad “mejorar las condiciones de la provincia, para que tenga mayores ingresos por regalías”, de las operadoras, que se verán beneficiadas por “un fondo que está instrumentando el gobierno nacional” a través de ingresos propios, algunos de los cuales se generarán a partir de la aplicación del Decreto 2067/08 que establece el cobro a los usuarios de un importe para compensar el valor de las importaciones de gas natural”. Además se acordó el aumento del valor de boca de pozo para el gas destinado a centrales térmicas.

Y mejorarán también las condiciones de los trabajadores del área, que “han avalado este acuerdo y esto genera que haya un clima de optimismo”. En este sentido, aseguró que el convenio “viene a cubrir las expectativas de poder aumentar las regalías de la provincia, y tener una actividad lo más plena posible para el sector, que se traduce en una movilización de la actividad financiera de la provincia”.

Destacó que esto “es un logro del gobernador (Jorge Sapag), y de (el secretario de Recursos Naturales, Guillermo) Coco, que estuvieron en estas difíciles negociaciones”.

Recordó que en el año 2008 se había logrado llevar el valor del petróleo para liquidación de regalías a 47 dólares, mientras que este año no supera los 43. Además, “los precios del gas, en todos los mercados que aprovisiona la provincia de Neuquén continuaban siendo muy bajos, lo que afecta seriamente los ingresos de la provincia”, dijo y aclaró que esta situación resultó también en una baja de inversiones en las empresas del sector.

Por esto, destacó que los acuerdos a los que se arribaron la semana pasada tienen en cuenta que se cumpla “con las inversiones por las cuales dimos la extensión de la prórroga”, dado que, si se compara “el nivel de actividad de los 2007 y 2008, el escenario para el año 2009, muestra una reducción en las inversiones en el sector no solo en Neuquén, sino en todo el país”, aseguró.

“La actividad ha caído un 20 por ciento en inversiones en petróleo y aproximadamente entre 40 y 60 por ciento las inversiones en gas”, dijo. Por esto consideró que con el acuerdo “se ha logrado una mejora, o sea que puede ser un sendero de ascenso de precios que consideramos que es indispensable para seguir activando el sector hidrocarburífero, y en especial el gasífero”.

Para revertir esta situación en el sector gasífero, el gobierno nacional había creado por Decreto 2067/08 el Fondo Fiduciario “para atender las importaciones de gas natural y toda aquella necesaria para complementar la inyección de gas natural que sean requeridas para satisfacer las necesidades nacionales de dicho hidrocarburo, con el fin de garantizar el abastecimiento interno y la continuidad del crecimiento del país y sus industrias”.

A partir de este fondo “se colectará una cantidad aproximada entre 300 y 350 millones de dólares para ser destinados específicamente a la cuenca neuquina”, dijo. Para acceder a esto, “las empresas deberán presentar los planes correspondientes a la secretaría de Energía de la Nación y a la de Recursos Naturales en la provincia, que controlarán la ejecución”, dado que “el fin de este fondo es aumentar la rentabilidad de las empresas, pero en forma indirecta ya que lo van a tener disponible pero comprometido para inversiones para el sector”, explicó.

Informó que otro de los acuerdos logrados “es el incremento del valor de boca de pozo que se envía a las centrales térmicas” que estará entre 2,40 y 2,60 dólares, partiendo del actual de 1,6, aproximadamente. En tanto que se acordó implementar paulatinamente para los productores cuyo destino es el mercado residencial que “se les reconocerá un mayor precio del gas sin que esto afecte al usuario”, dado que el mayor valor no implicará el aumento del valor boca de pozo.

Reservas gasíferas

Aseguró que la provincia cuenta con “un escenario de reservas comprobadas de gas, que al ritmo de extracción actual, da una duración de unos seis años”, por esa razón es necesario “no solamente cuidar nuestros yacimientos, sino cuidar el consumo de los usuarios, que debe ser lo más racional posible”.

En este contexto, consideró que la explotación del gas en arena compacta “es uno de los puntos más importantes”. En este sentido, “se especula que podría haber una reserva potencial del orden de los 200.000 millones de metros cúbicos, pero para continuar explorando y comenzar a desarrollar esas reservas, se necesitan precios”, y en esto se seguirá trabajando, dado que las empresas productoras necesitan valores que “superan holgadamente el promedio de 1,5 a 1,6 que obtienen por abastecer al mercado hasta ahora. Se necesitan para ir por esto precios de 4 a 5 dólares y aún mayores, que no es para nada irracional habida cuenta que se compra a 5 dólares a Bolivia”, dijo como ejemplo.

Precio del petróleo

Mendiberri indicó que este aspecto está atado al mercado internacional porque las refinadoras tienen menos posibilidades de venta al exterior y por las retenciones que se aplican; y al mercado interno porque el consumo es reducido en Argentina “porque el producto del crudo abunda”. Explicó que esto determina la puja entre las refinadoras, que reclaman un precio menor por este producto, y las productoras que, con precios bajos “se ven poco incentivadas para hacer mayores inversiones en un escenario bastante complicado con las reservas, que son más o menos como las de gas”, dijo.

Por lo que aseguró que “esa es la negociación que se inicia ahora”, dado que la provincia intentará “recuperar los 47 dólares que se pagaron en el año 2008 dado que esto afecta a los ingresos por regalías y también afecta las finanzas de las productoras”.

Además destacó que “el escenario del petróleo es más complicado que el del gas, por eso necesitamos también que el productor vaya logrando precios de valores de boca de pozo que resulten de interés para continuar la exploración y desarrollo”.