La fecha surgió hace 30 años por iniciativa de la Red Mundial de Mujeres por los Derechos Sexuales Reproductivos y en el marco del V Encuentro Internacional sobre Salud de la Mujer.

El ministerio de Salud y Desarrollo Social recordó que el 28 de mayo es el Día Internacional de Acción por la Salud de la Mujer. El establecimiento de la fecha surgió hace 30 años por iniciativa de la Red Mundial de Mujeres por los Derechos Sexuales Reproductivos y en el marco del V Encuentro Internacional sobre Salud de la Mujer.

Ese día, desde distintas organizaciones realizarán diversas acciones para promover un enfoque integral e inclusivo basado en los derechos, la salud y las necesidades de las mujeres; para que desde todos los ámbitos se respeten, protejan y cumplan con los derechos a la salud, la dignidad y la integridad corporal; como así también para la eliminación de todas las formas de violencia contra las mujeres.

Durante todas las etapas de la vida, hay distintas instancias en las que las mujeres, por diversos motivos, tienen un acercamiento a los establecimientos de salud.

La Salud Sexual y Reproductiva y la Salud Integral de la Embarazada son áreas que cuentan con equipos preparados para acompañar a las personas y por ese motivo hay dispositivos grupales, consultorios, actividades especiales y espacios de consultas en centros de salud, hospitales y otros establecimientos como escuelas, centros comunitarios y comisiones vecinales.

Todas las personas tienen derechos sexuales y reproductivos, entre ellos la posibilidad de disfrutar de una vida sexual saludable y placentera sin coacción o violencia; ejercer su preferencia sexual libremente y sin sufrir discriminación ni violencia; elegir si tener o no hijos y con quien tenerlos, el número de hijos y el espaciamiento entre sus nacimientos; acceder a atención gratuita e integral de la Salud Sexual y Reproductiva; obtener información y orientación clara, completa y oportuna, expresada en términos sencillos y comprensibles; elegir el método anticonceptivo que más se adapta a las necesidades, criterios y convicciones; acceder a los métodos anticonceptivos en forma totalmente gratuita; preservar la intimidad, la igualdad y la no discriminación en la atención de la Salud Sexual y Reproductiva.

Además, hay estudios diagnósticos que son fundamentales para la prevención y detección temprana de enfermedades como el cáncer de cuello de útero, mamas y colon.

Se recomienda que las mujeres de entre 25 y 29 años se realicen el papanicolau o PAP; y entre los 30 y los 64 años se hagan el Test de VPH.

En relación con el cáncer de mamas, a partir de los 20 años se aconseja realizar el autoexamen mamario una vez al mes y el examen clínico mamario -realizado por un miembro del equipo de salud- una vez al año. La mamografía se indica cada dos años, a partir de los 50 y hasta los 70 años. Se recuerda además que es considerada un complemento del examen clínico mamario o de la mamografía.

Por otro lado, todas las personas, entre los 50 y los 74 años deben solicitar el estudio de sangre oculta en materia fecal, para prevenir o detectar tempranamente el cáncer de colon.

Desde otro ámbito, los equipos de Salud y de Desarrollo Social se capacitan y trabajan continuamente para el abordaje de la violencia. Capacitaciones, mesas de trabajo, comités, redes específicas y dispositivos grupales son acciones permanentes para continuar avanzando en el abordaje de la violencia familiar, de género y laboral. Todas las acciones de enmarcan en las leyes provinciales 2.785 de Régimen de Protección Integral para Prevenir, Sancionar y Erradicar la Violencia Familiar; y 2.786 de Protección Integral para Prevenir, Sancionar y Erradicar la Violencia contra las Mujeres.

30 años

En 1987, en la reunión de integrantes de la Red Mundial de Mujeres por los Derechos Sexuales Reproductivos -realizada al terminar el V Encuentro Internacional sobre Salud de la Mujer- que se desarrolló en Costa Rica, se decidió proclamar el 28 de mayo como el Día Internacional de Acción por la Salud de la Mujer.

Desde entonces se conmemora ese día con el propósito de reafirmar el derecho a la salud como un derecho al que las mujeres deben acceder sin restricciones o exclusiones de ningún tipo durante toda su vida.