Con motivo del Día Mundial del Ahorro de Energía, celebrado el 21 de octubre, las acciones buscan fortalecer las prácticas que favorezcan la eficiencia energética.

Como parte de las acciones del convenio «Eficiencia Energética», y en el marco del Día Mundial del Ahorro de Energía, el Ministerio de Educación en conjunto con la Fundación Pampa Energía y MSI, se encuentran desarrollando talleres de formación para estudiantes de escuelas técnicas.

Durante los primeros talleres, realizados de manera virtual, las y los participantes del Programa adquirieron los conocimientos básicos de energía y eficiencia. Con esta base, han estudiado las posibilidades de mejoras en los artefactos y lámparas de sus hogares, ya sea mediante un cambio o reemplazo tecnológico, mejoras en el uso diario de los equipos o bien mediante otras medidas de eficiencia energética.

En los próximos encuentros, las y los estudiantes recibirán en sus hogares algunos equipos (lámparas, fotocélulas y/o temporizadores) con los cuales podrán realizar los reemplazos pertinentes para poder medir la energía consumida y efectivamente la eficiencia que es posible lograr. También recibirán un árbol para que sea plantado, cuyo objetivo es reducir la huella de carbono.

La Ministra de Educación, Cristina Storioni destacó la implementación de estas acciones de eficiencia energética ya que «se logrará principalmente el cuidado de nuestro planeta, fomentando una cultura de la eficiencia energética».

Por su parte, el director provincial de Educación Técnica, Formación Profesional y CERET, Oscar Frassone manifestó que los cambios comienzan con pequeñas acciones ya que «sabemos que nuestros estudiantes son el futuro, ellos serán los generadores de alternativas distintas a las existentes».

En este sentido la directora general de Convenios Interinstitucionales del Ministerio de Educación, Prof. Natalia Arévalo, sostuvo la idea es aumentar el compromiso de la comunidad educativa con el medio ambiente, a través del conocimiento y mejora del uso que se hace de la energía.

Al finalizar el programa, las y los participantes podrán ser replicadores del mismo ya que está planteada la continuación y extensión durante los siguientes años escolares.