Comenzaron las charlas del ciclo “Cada día más Salud”, con el objetivo de promocionar acciones y prácticas saludables para prevenir enfermedades.

Se inició en Junín de los Andes el ciclo de charlas “Cada día más Salud”. La propuesta se enmarca dentro del proyecto local Revolución Saludable del Programa Municipio y Comunidades Saludables. A través de una alimentación variada se pueden prevenir enfermedades como diabetes, osteoporosis, hipertensión, obesidad, enfermedades cardiovasculares, dislipemia, anemia y algunos tipos de cáncer, entre otras.

La actividad se realiza en la biblioteca popular doctor Gregorio Álvarez. Consta de dos encuentros de 17.30 a 19.30 (viernes consecutivos), dos veces al mes durante todo el año, y cada ciclo tiene un cupo de 15 participantes. Las charlas son gratuitas.

La promoción de acciones y prácticas saludables es un eje fundamental en las políticas de prevención de enfermedades del sistema de Salud provincial. Se trabaja a nivel local en los establecimientos de salud y, además, se realizan actividades intersectoriales con otros organismos como el Consejo Provincial de Educación (CPE) y el Instituto de Seguridad Social del Neuquén (ISSN).

El proyecto “Cada día más Salud” es dictado por Samuel García, nutricionista del hospital local, y Andrea Peña, nutricionista municipal. Ambos destacaron que el primer encuentro -realizado el viernes pasado- tuvo una excelente convocatoria y compromiso por parte de los participantes y explicaron que esta modalidad de charlas-taller ofrece la posibilidad de recibir una educación sobre el consumo de alimentos.

Por su parte, el director del hospital de Junín de los Andes, Agustín Fages expresó que “es una forma de llegar a la comunidad y promover salud, desde una construcción interinstitucional”. Destacó que “en la educación está el futuro de nuestra salud”.

Los ejes de las charlas son conocer los hábitos alimentarios locales, dar a conocer hábitos saludables en la alimentación, sustituir productos no saludables por fruta y verduras de estación, analizar las etiquetas de distintos alimentos, trabajar para conocer enfermedades relacionadas con la alimentación, analizar la influencia de la publicidad sobre los hábitos alimentarios, y que los beneficiarios a su vez hagan de promotores de salud para el resto de la comunidad.

Los profesionales comienzan sus talleres explicando a la comunidad que una alimentación saludable es aquella que aporta todos los nutrientes esenciales y la energía que cada persona necesita para mantenerse sana. La alimentación variada en todas las edades asegura la incorporación y el aprovechamiento de todos los nutrientes que necesitamos para crecer y vivir saludablemente, así como prevenir enfermedades.

Dentro de las acciones del proyecto, para tener una mayor adhesión, se le suma una columna en radios locales con alcance a zonas rurales sobre las temáticas locales de alimentación saludable.