Se realizó un aporte económico a alumnos de escuelas situadas en distintos parajes de la provincia. Además, se acompaña a los alumnos que se encuentran con protección judicial.

 

Estudiantes de escuelas de nivel primario y secundario de catorce parajes neuquinos recibieron un aporte económico de parte del ministerio de Educación. Se trata de apoyos específicos al trayecto educativo que se consolidan como herramientas para favorecer la permanencia y egreso de los alumnos.

Los niños beneficiados asisten a escuelas de distintos parajes del interior de la provincia: Escuela Nº 130 de El Salitral, Escuela Nº 320 de Costa de Catan Lil, Escuela Nº 43 de San Ignacio, Escuela Nº317 de Confluencia del Malleo, Escuela Nº 308 de Quiñe Pehuen, Escuela Nº 259 de Atreuco Abajo, Escuela Nº 213 de Aucapan, Escuela Nº 287 de Nahuel Mapi Abajo, Escuela Nº 51 de Pilo Lil, Escuela Nº 65 de Currumil Quillen, Escuela Nº 58 de Ruca Choroi, Escuela Nº 72 de Lonco Mula, Escuela Nº 57 de Quilca y CPEM Nº 86 de Costa del Malleo.

“Las becas son mucho más que un aporte económico, a través de ellas acompañamos  la trayectoria educativa de nuestros niños y jóvenes de toda la provincia para que puedan cumplir con sus objetivos académicos”, afirmó la ministra de Educación, Cristina Storioni.

Además, como otra de las acciones de apoyo se están abonando los aportes a estudiantes con medidas de protección de derechos o que se encuentren en situación de conflicto con la ley penal. La misma contempla a niños y adolescentes de hogares, con guarda transitoria o familia sustituta; y a los adolescentes en conflicto con la ley penal, institucionalizados o no.