Aumentaron los inscriptos en los cursos de soldador, herrería y metalmecánica, vinculados al auge de Vaca Muerta.

Durante el año pasado, 16 mil alumnos se capacitaron de manera gratuita en los Centros de Formación Profesional que dependen del Consejo Provincial de Educación (CPE). Los cursos vinculados a las actividades hidrocarburíferas tuvieron un crecimiento explosivo.

La provincia cuenta con 47 Centros de Formación Profesional: 37 del área Industrial, 5 del área agropecuaria y 5 Aulas Taller Móvil.

Las Aulas Taller Móvil van a los lugares de la provincia en los que no hay centros de formación. Estas últimas están vinculadas a Soldadura, Energías Renovables, Metalmecánica, Instalaciones Domiciliarias y Textil Indumentaria. Cabe destacar que las aulas móviles no tienen receso por vacaciones.

El director provincial de Educación Técnica, Formación Profesional y Ceret, Oscar Frassone contó que la mujer tiene cada vez más presencia en los centros de formación y en las capacitaciones para oficios como Soldadura, Gas, Electricidad Industrial y Herrería. “Aproximadamente 3.200 mujeres hicieron cursos en 2018, lo que representa un 20 por ciento más que en 2017”, indicó.

“El aula taller móvil de Soldadura fue la que más creció desde 2016. Esto está íntimamente ligado al crecimiento de la actividad en Vaca Muerta”, destacó Frassone.

Respecto de Vaca Muerta, el director provincial aseguró que “lo que sucede alrededor de las localidades que impacta la formación geológica es que comienzan a demandarse servicios como construcción, hotelería y gastronomía, y hacia allí están orientado los cursos”.

Frassone destacó que otros cursos que históricamente son demandados son los de instalaciones domiciliarias, que incluyen aguas, gas y electricidad.

En cuanto a los cursos, precisó que “algunos requieren primario, Ciclo Básico Común o secundario completo y son de duración corta. La mayoría los termina y los que no lo hacen es porque encuentran trabajo o por alguna cuestión familiar”.

En el 2018 se realizaron capitaciones a 125 instructores que se desempeñan en los Centros de Formación Profesional.