Dos millones de pesos para erradicar la carpocapsa

febrero 16, 2009

Es el monto que productores frutícolas neuquinos recibieron, según el informe enviado a la Legislatura por la subsecretaría de Desarrollo Económico de la provincia. 

Productores frutícolas neuquinos recibieron 1.980.210 pesos del programa de incentivos que  implementó el gobierno provincial en el bienio 2007 – 2008 para erradicar la plaga carpocapsa en el territorio neuquino. Así lo destaca el informe del “Programa de Supresión de Carpocapsa-Premio Estímulo a la Sanidad, Calidad y Asociativismo” que elaboró la subsecretaria de Desarrollo Económico del ministerio de Desarrollo Territorial para la Legislatura, según lo establecido en el artículo 10 de la ley 2595 de combate a la plaga.

Según el informe, la provincia benefició en dos años a 274 productores, destinó 549.414 dólares para los Premios Estímulo destinados a la Sanidad y 49.713 dólares para 45 productores regionales que aprobaron Certificación de Calidad. Siete establecimientos  certificaron Producción Orgánica (PO) y accedieron al cien por ciento del beneficio de cien dólares por hectárea que reconoce la Ley 2595, mientras que 26 productores obtuvieron el protocolo de calidad Global GAP y 12 el Global GAL y recibieron hasta un 70 por ciento del incentivo.

Sobre los créditos que promueve el Iadep para empresas frutícolas o para productores independientes que adquieren insumos destinados al control de la carpocapsa, el informe destaca que 6 empresas accedieron en el 2007 a líneas de financiamiento por 2.8 millones de pesos, incentivo que permitió curar una superficie total de 2.245 hectáreas. Además, 6 productores independientes recibieron 30 litros del agroquímico Lorsban y 295 litros de Gusathion para eliminar la plaga en 68 hectáreas. Según lo establece la ley, las empresas deben cumplir con la presentación de un informe detallado con la factura correspondiente a la compra de insumos fitosanitarios para disponer de los créditos. En tanto, los productores independientes deben comprometerse a devolver el importe percibido una vez levantada la cosecha.

De la asignación de recursos del Programa de Sanidad Vegetal (Prosave) implementado por el Senasa con fondos del BID y del gobierno neuquino, se desprende que la provincia aportó 808.760 pesos en la contratación de personal de campo para erradicar montes abandonados o que signifiquen un riesgo fitosanitario. También indica que la financiación del BID se destinó a cubrir 8 bloques que incluyen 371 establecimientos con 281 productores e involucra 4780 hectáreas, lo que representa un 60 por ciento de la superficie de pepita de Neuquén.

El informe ingresó por mesa de entradas el 10 de febrero con la firma del ministro de Desarrollo Territorial, Leandro Bertoya.