El trabajo de investigación fue presentado por un equipo integrado por profesionales del Centro PyME-Adeneu de Neuquén y de la Universidad Nacional del Litoral. El objetivo fue determinar el éxito de una levadura para evitar diarrea en lechones.

La doctora en Ciencias Veterinarias Melisa Tumini fue distinguida, junto con el equipo de investigación, por la presentación del trabajo científico “Efecto de la suplementación con probiótico sobre la consistencia de materia fecal de lechones lactantes desafiados con Escherichia Coli Enterotoxigenica”, presentado en el marco del IX Congreso Nacional de Producción Porcina que se realizó del 28 al 30 de agosto en Córdoba.

La doctora integra el equipo del Programa de Desarrollo Porcino del Centro PyME-Adeneu, organismo dependiente del ministerio de Producción e Industria de Neuquén, a través del cual se asiste técnicamente a unos 150 productores que poseen alrededor de 6.500 cerdas madre. Mediante asesoramiento técnico personalizado y capacitaciones, se busca promover la mejora de la productividad y la sanidad de los rodeos en la provincia.

El reconocimiento para el equipo de investigación integrado por profesionales del Centro PyME-Adeneu y del departamento de Producción Animal de la Facultad de Veterinaria de la Universidad Nacional del Litoral, fue emitido por la comisión organizadora del IX Congreso de Producción Porcina del Mercosur, XIV Congreso Nacional de Producción Porcina y XX Jornadas de Actualización Porcina.

Según los autores, el objetivo de este trabajo fue evaluar el efecto de la suplementación con la levadura S. Cerevisiae sobre la consistencia de materia fecal de lechones lactantes desafiados con Escherichia coli enterotoxigenica (ETEC). Luego de trabajar y hacer pruebas a través de cuatro grupos experimentales de lechones se logró constatar que dicha levadura evita la diarrea.

La mención obtenida por Tumini llega en un momento relevante para la producción porcina de la provincia, ya que hay interés por parte de los privados de apostar a la incorporación de desarrollos científico-tecnológicos para seguir creciendo y en este camino han recibido el apoyo de las instituciones públicas provinciales.

Cabe recordar que dos proyectos innovadores vinculados a este sector productivo fueron priorizados por el gobierno provincial, a través de la secretaría del COPADE, y accedieron a fondos del Consejo Federal de Ciencia y Tecnología (Cofecyt). En total, representan una inversión estimada en 9,3 millones de pesos, de los cuales alrededor del 70 por ciento corresponderá a aportes no reembolsables ofrecidos mediante la Línea de Proyectos Federales de Innovación Productiva (PFIP).

Uno de ellos fue presentado por una firma de Cutral Co que está dedicada a la producción y procesamiento de carne porcina y mostró interés en realizar el tratamiento de efluentes altamente concentrados en el sistema de cría porcina intensiva en ecosistemas desérticos. Se trata de Granja El Amanecer SRL, la empresa de cría y procesamiento porcino más grande de la Patagonia, que postuló a la línea PFIP orientada a Medio Ambiente y Energías Alternativas.

El otro proyecto corresponde a la Fundación Familia –con sede en Neuquén- y consiste en crear un laboratorio de mejoramiento genético porcino que brinde servicio a la Patagonia y aplique la transferencia embrionaria. Se trata de una técnica innovadora en esta especie, que busca mejorar la calidad genética de los rodeos porcinos ya que, por ser un área libre de fiebre aftosa sin vacunación, no se permite ingresar a la región reproductores de alta calidad genética procedentes del norte del país. Sin embargo, sí es factible ingresar embriones obtenidos de esos ejemplares para implantarlos de un vientre de menor valor y contribuir de esa forma a mejorar los índices productivos y de calidad de la carne, sin descuidar el estatus sanitario.