A partir de las muestras extraídas, se comprobó una reducción importante de las concentraciones tanto en las pruebas del lago como en el agua de red. El equipo especializado del EPAS continúa trabajando en el lugar, realizando el monitoreo permanente, controlando y ajustando las operaciones correspondientes al servicio.

El Ente Provincial de Agua y Saneamiento (EPAS) informó que, en virtud de los muestreos realizados durante las últimas horas, se ha detectado una importante disminución en la concentración de toxinas emitidas por la floración de un alga en el lago Ezequiel Ramos Mexía.

Desde la gerencia de Control de Calidad y Ambiente del organismo se pudo constatar una reducción a la mitad -y en algunos puntos una mayor- en las concentraciones de toxinas tanto en los puntos de muestreo sobre el lago como en el agua de red.

El equipo especializado del EPAS continúa trabajando en el lugar, realizando el monitoreo permanente de cloro residual en la red, controlando y ajustando las operaciones correspondientes al servicio, mientras se espera un nuevo reporte de la Autoridad Interjurisdiccional de Cuencas (AIC), ente que se encuentra procesando la información.