Durante todo un día diseñadores y artesanos intercambiaron experiencias en torno de la puesta en valor de fibras naturales producidas en la provincia. 

Casi 100 personas participaron del Workshop de fibras naturales organizado por el Centro Pyme Adeneu. En el evento, diseñadores de la región conocieron las diferentes clases de lana que ofrece la provincia de Neuquén, además de estrategias de marketing y del Plan Nacional de Diseño, que ofreció recomendaciones para desarrollar emprendimientos sustentables.

Más 60 de personas participaron del workshop de manera presencial y otras 30 lo hicieron por video conferencia a través de la página web cpymeadeneu.com.ar.

La actividad estuvo dividida en dos modalidades. El martes por la mañana se brindaron las charlas sobre producción primaria de fibras, diseño y marketing de productos basados en fibras naturales. Por la tarde se realizó un taller con artesanas que brindaron técnicas de hilado a diseñadores y explicaron cómo comercializan sus trabajos.

La inauguración del evento estuvo a cargo de la subsecretaria de Producción de la provincia, Amalia Sapag, quien resaltó el potencial que posee Neuquén en la producción de fibras. Como desafío planteó superar la costumbre de los productores de animales de no aprovechar en su conjunto al animal, ya que solo comercializan la carne, dejando de lado el cuero y la lana. En algunas localidades la producción de fibras naturales se realiza en conjunto con las comunidades mapuche.

El Centro PyME Adeneu, en conjunto con el ministerio de Desarrollo Territorial, desarrolla proyectos destinados a fortalecer de productores de ovejas y cabras, promoviendo el aprovechamiento y obtención de productos de calidad que puedan tener como destino el uso textil o industrial. En la planta de procesamiento de fibras ubicada en Chos Malal se producen hilos y fieltros con fibras aportadas por productores neuquinos. A fines de año se prevé la inauguración de una segunda planta en Zapala que beneficiará a 350 crianceros.

Exposiciones

El evento comenzó con la charla de Diego Sacchero, “Producción y calidad de fibras textiles en rumiantes menores de la provincia de Neuquén”.

En su exposición Sacchero, integrante del Laboratorio de Fibras Textiles de INTA Bariloche, ponderó la cantidad y calidad de las fibras producidas en la provincia de Neuquén y detalló el valor comercial de los principales tipos de lana. Al respecto abordó la producción caprina, ovina, de guanaco y vicuña.

Entre las clases de fibras que se destacan en el mercado se encuentran la del guanaco, que cuesta 60 dólares el kilogramo sucio. En calidades como el cashmere (de origen caprino) el valor por kilogramo sucio es de cuatro dólares luego de la esquila, mientras que peinado asciende a 18 dólares/kg.

Las diferentes fibras (lana, mohair, cashmere, guanaco, cashgora, llama) se destacan cada una según el nivel de producción anual, la suavidad de la fibra y el uso al cual se la destina.

Por su parte Laureano Mon, del observatorio de tendencias del INTI, desarrolló su exposición respecto a estrategias de marketing que ayuden al éxito de los emprendimientos y al vínculo con los clientes.

Mon subrayó que en estos tiempos de permanente cambio, las estrategias de marketing se modifican de forma continua.

Además brindó ejemplos de empresas que con mayor o menor presupuesto desarrollan estrategias de marketing para potenciar sus productos tanto de forma digital, principalmente a través de las redes sociales, como analógica. Recalcó la importancia comunicacional que se puede alcanzar al brindar experiencias al consumidor de conocer cómo se desarrolla un producto y los conceptos con los cuales se trabajaron.

Respecto del Plan Nacional de Diseño (PND), exposición a cargo de Victoria Alegrone y Carolina Martínez, se explicó la importancia de conocer las fortalezas del proyecto a desarrollar y las necesidades sociales de nuestro entorno. De esta manera recalcaron que “diseñar es anticiparse, pensar antes de hacer”.

El PND forma parte de la Secretaría de Industria, que depende de la ministra Débora Giorgi. Sus funciones giran en torno al trabajo sectorial, la búsqueda del buen diseño y el desarrollo territorial de proyectos innovadores en todo el país.

Alegrone resaltó que el valor del producto se basa en el deseo y la necesidad de quien lo adquiere, así como en el lugar donde es adquirido. En sí, el diseño suma valor porque enfatiza aquello que el cliente valora.

Relacionado a la sustentabilidad de los proyectos aclararon que sumar operaciones de producción no se traduce en valor agregado, porque se genera pérdida de tiempo, de insumos y recursos. Es importante saber hasta dónde el consumidor va a valorar el trabajo, sobre todo si tenemos en cuenta que la labor artesanal es invaluable. Para ello es necesario tener en claro cuál es el mercado con el cual se pretende dialogar.

Con el objetivo de generar una oferta coherente en el cual integrar los factores que atraviesan al producto brindaron conceptos para evaluar la coherencia entre la propuesta, el producto y la marca a comercializar.

Las charlas de la mañana fueron transmitidas en vivo a través de video conferencia por la página oficial del Centro PyME Adeneu. De esta manera quienes no pudieron asistir al evento tuvieron la posibilidad de conocer cómo se vinculan el diseño y la realización de trabajos artesanales en base a fibra natural.

Taller

Como cierre de la jornada se realizó un taller dónde cinco artesanas del norte de Neuquén y de la línea sur de Río Negro compartieron junto con 20 diseñadores las particularidades de las distintas fibras naturales. Las mujeres mostraron cómo trabajan la materia prima con la cual elaboran sus productos. En el taller, de cupos limitados se mostraron chalinas, chalecos y demás trabajos artesanales realizados en lana.

El taller fue un espacio de encuentro y de intercambio de experiencias entre las y los diseñadores, las artesanas y las políticas desarrolladas por el Centro Pyme Adeneu tendientes a brindar valor agregado a la producción local de fibras naturales.