Discurso gobernador Jorge Sapag – Visita oficial a Portezuelo Grande y complejo Cerros Colorados. 18 de noviembre de 2009.

noviembre 18, 2009

Señora embajadora de Estados Unidos en Argentina, doctora Vilma Socorro Martínez; señora presidenta de Duke Energy Internacional, doctora Andrea Bertone; señor presidente de Duke Energy Argentina, ingeniero Guillermo Fiad; señor ingeniero de Operaciones, ingeniero Gustavo Vannucci; señor gerente de Sostenibilidad, ingeniero Michael Bernard; autoridades de la empresa Contreras – ya estuvimos con ellos en Aguada Pichana-; autoridades de la empresa Geoconsult; autoridades de la empresa Milicik; medios de prensa, a todos los aquí presentes, a los trabajadores de la empresa:
Es realmente grato estar en esta reunión, estar en este lugar. No fue ningún esfuerzo, ningún sacrificio, realmente ha sido muy placentero poder llegar hasta aquí para compartir con ustedes una obra importante. Y más placentero aún cuando no es del presupuesto provincial, sino que es del presupuesto de la empresa, que son inversiones privadas, que hacen a la interacción entre lo público y lo privado.

Qué importante esta operación de mantenimiento de una represa donde supimos como provincia ser socios en alguna oportunidad y, qué bueno, nos sentimos en casa porque es una represa construida en un río enteramente provincial, como es el río Neuquén. El río Neuquén en su acepción mapuche significa “correntoso, indómito, bravío”. Es un río difícil. Ustedes vieron, en el año 2006, 10 mil metros cúbicos por segundo contra los 300 metros cúbicos que habitualmente lleva. Así que necesita tareas de contención.

Gracias a Dios, existió esta represa en momentos difíciles, tanto en el 2006 como en el 2008. Si no hubiera estado la represa, hubiéramos tenido que lamentar consecuencias nefastas aguas abajo. Digo Gracias a Dios porque hubo también visionarios que planearon esta represa, tanto El Chocón como Cerros Colorados, y que hoy nos dan grandes satisfacciones a la república.

La provincia del Neuquén es productora del más de 50 por ciento de la energía hidroeléctrica argentina y además produce el 50 por ciento del gas y el 25 por ciento del petróleo. Es una provincia eminentemente energética. Estamos esperando decisiones de Nación para que los buenos precios en valor de boca de pozo y los buenos precios de tarifas eléctricas y de gas permitan hacer nuevas inversiones, hacer nuevos desarrollos.

Tenemos una gran esperanza en las alternativas. Estamos trabajando fuertemente en la energía geotérmica. Vamos a tener novedades rápidamente en el área Caviahue- Copahue, con una planta que va a empezar con 5 megas para llegar a 30 megas. Hemos decidido la exploración del área Domuyo, también para geotermia. Con energía eólica, tenemos grandes perspectivas y posibilidades. Estamos desarrollando un mapa eólico nuevo en la provincia, que ya lo tenemos a 30 metros de altura, pero los requerimientos técnicos lo llevan a 100, 120 metros de altura. Y con ese mapa eólico vamos a invitar a todos los inversores y también a Duke Energy a realizar inversiones de valores.

Estamos trabajando con Nación en forma coordinada. Se tomó la decisión de hacer la quinta línea, cuya construcción está empezando, que es la línea Comahue- Cuyo. Es una inversión de 2.200 millones de pesos que va a permitir a las empresas hidroeléctricas de la región transportar la energía y hacer más eficiente la producción de energía y el transporte de la misma para poder comercializarla.

Estamos trabajando fuertemente en Chihuido I, sobre el mismo río, aguas arriba, que seguramente va a ser una obra complementaria que les va a permitir también evitar todas estas tareas de mantenimiento porque los sólidos que arrastra el río Neuquén quizás se queden en Chihuido y no vengan hasta aquí.

En el año 2006 y también en el 2008, debemos felicitar esa pericia técnica de la empresa y de operarios, esta responsabilidad empresaria que permitió aventar la crisis y solucionar problemas. Sin esa pericia de todos los operarios de la empresa Duke, hubiera sido muy difícil llevar adelante la emergencia. Están las autoridades de control, están las normas, están las disposiciones pero, si no está el recurso humano capacitado, preparado, para responder adecuadamente sin temores y sin temblores en los momentos en los que muchos se dejan llevar por el pánico, hubiera sido realmente impensable las consecuencias aguas abajo, tanto en el valle como también en Loma de la Lata y también en la misma represa. Así que vaya mi felicitación y mi reconocimiento.

Y también mi reconocimiento por esta inversión tan importante de 40 millones de pesos, que está haciendo en el plazo creo que de menos de un año, una obra que pienso que estará terminada en el mes de mayo. Y esto es muy bueno para la provincia. Y es muy bueno porque estas represas son patrimonios de la república, patrimonio de la provincia y ustedes, con estas obras, hacen al buen cuidado y mantenimiento de estas obras.
Lo mismo que esperamos con la represa Chihuido I, al final de la concesión, va a ser una represa propiedad de la provincia, ya no va a ser más propiedad de la Nación. Esto fue motivo de una negociación ardua con el gobierno nacional. Y esperamos en los próximos días tener novedades acerca de la pre adjudicación de una obra en donde tenemos que conciliar acciones también entre los constructores y los operadores, de Duke Energy, como operadora aguas abajo.

Y también dar nuestro reconocimiento porque de Marí Menuco se va a tomar agua para la obra hidráulica más importante en ejecución en la República Argentina. Una obra que va a terminar en una inversión del orden de los 100 millones de dólares, que va a llevar agua a Neuquén, Plottier, Centenario, Vista Alegre y le va a garantizar agua por las próximas décadas a todos los habitantes aguas abajo y además agua que va a ser transportada por gravedad. Y también se toma de estos lagos y también requiere coordinar acciones.

También se va a tomar el agua que va a permitir regar tanto el bajo de Los Barreales como otras 15 mil hectáreas más abajo. Son 30 mil hectáreas con posibilidades de riego, para lo cual se requieren también inversiones. Inversiones que tienen que ser inversiones privadas. El Estado hace el esfuerzo para llevar el agua, para hacer los canales, pero se requiere el capital de riesgo, el capital de trabajo, aquellos que buscan los mercados, que buscan qué actividad les conviene, si es olivares, si es la industria de la vid, de la uva, etcétera, o simplemente álamos. Vamos a trabajar fuertemente para desarrollar aguas abajo todo lo que tiene que ver con la producción de la tierra y el agua.

Nos sentimos felices de estar aquí y felices de recibir aquí a la embajadora, a la presidenta de Duke Energy. Recibirlos obviamente en la provincia del Neuquén. Esta es nuestra casa. Nos sentimos orgullosos de tener a una luchadora, como la doctora Vilma Martínez, una persona que está en la carrera diplomática hoy por esa circunstancia de la vida y porque el presidente de Barack Obama se lo pidió personalmente, pero es su primera experiencia diplomática. Ha sido una gran luchadora de los derechos de las minorías por mucho tiempo. Una persona muy preparada en el derecho y en los derechos de los que más lo necesitan por allí. Y para nosotros es un honor recibirla en la provincia del Neuquén.
Hemos estado ayer también viendo una donación hecha por el departamento de Defensa de los Estados Unidos de América a la provincia del Neuquén. Un centro de evacuación con una primera etapa que comprende carpas, grupos electrógenos, baños químicos, cocinas; y que en una segunda etapa comprende galpones, camiones, camionetas. Que nos va a permitir ser la primera provincia argentina con este equipamiento apropiado para también sortear las épocas difíciles de las catástrofes, que Dios quiera, no nos toquen a nosotros. Pero también vamos a tener disponibilidad de esos recursos para asistir a otras provincias o a la hermana república de Chile. Dios no lo quiera, pero siempre es bueno prevenir: hombre prevenido vale por dos.

También vamos a tener el marco normativo, un modelo que ha sido tomado como modelo para América Latina, que lo estamos preparando y lo hemos elevado a la Legislatura de la provincia del Neuquén para su consideración. De manera de estar en un todo de acuerdo con las disposiciones de Naciones Unidas y las disposiciones que se tomaron en la última reunión en Japón: Contingencias para el 2005-2015. Queremos estar a tono y en este momento es muy importante para nosotros el apoyo de los Estados Unidos de América para contar con el material necesario.

Muchas gracias por esta invitación. Nos queda recorrer la obra. Desearles suerte en la operación. Desearnos a nosotros mismos buenas gestiones con el gobierno nacional para encontrar un camino adecuado de senderos de precios buenos en las tarifas de gas y de energía y al mismo tiempo trabajar fuertemente en nuevas inversiones. Seguramente, los vamos a visitar o en Buenos Aires o en Neuquén o en Estados Unidos para buscar nuevas inversiones en energía eólica, energías alternativas, y tal vez, porque no, en Chihuido II o en algún otra represa como pensamos y tenemos en carpeta en nuestros ríos de la provincia del Neuquén. Muchísimas gracias.