Discurso gobernador Jorge Sapag en la inauguración del Camping de Petroleros Privados en Cutral Co.

febrero 6, 2009

Compañeras y compañeros, señores intendentes, señor secretario general (del sindicato de Petroleros Privados, Guillermo Pereyra), señor secretario general de la CGT (Sergio Rodríguez), señor secretario de general de camioneros y otros compañeros delegados que nos acompañan, trabajadores, vecinos y vecinas de Cutral Có, de Plaza Huincul, de la provincia de Neuquén, autoridades provinciales, municipales, empresarios, Osvaldo (Sanpietro) por la empresa, con todo su equipo de gente, los técnicos, trabajadores por la construcción de esta obra brillante.Me siento feliz y es un verdadero honor acompañarlos en esta presentación en sociedad de una obra más que, como decía Guillermo, jalona la tarea de un sindicato organizado, de un sindicato que está unido, de un sindicato que ha demostrado capacidad de trabajo, capacidad de lucha. Y hoy descubrimos una plaqueta que habla de un homenaje de esta obra hacia la lucha sindical, hacia la lucha de los trabajadores durante toda la historia por consagrar derechos sociales, por consagrar derechos del trabajo. En esa lucha quiero rendir un homenaje a todos los que entregaron su vida, su libertad, a todos los que entregaron su integridad física para lograr que hoy los trabajadores de la República Argentina tengan los derechos que tienen. Una tarea y una lucha que sin lugar a dudas continúa, y que es permanente, y que es dinámica.

Y hoy, en esta obra podemos ver plasmadas las ilusiones, como decía Daniel (Andersch, delegado regional del sindicato de Petroleros Privados) de quizás una reunión de hace dos años, dijeron porqué no tener esta obra para los trabajadores. Y esto se hizo realidad aquí en esta región de Plaza Huincul y Cutral Có, región que es emblemática para el trabajador petrolero. Porque aquí empezó la historia del petróleo en la provincia de Neuquén.

Y hoy compartir esta reunión. Creemos que la familia del trabajador petrolero va a poder disfrutar del esparcimiento, del deporte, de la tranquilidad de sus hijos, de compartir una mesa, es también pensar que los argentinos necesitamos también trabajar de esta manera. Decía Guillermo que en el mes de noviembre nos reunimos gobernadores, presidentes de las empresas, representantes de los trabajadores vislumbrando lo que se estaba viniendo en el mundo, vislumbrando lo que venía para Argentina y para la región.

Y es necesario hoy trabajar de la misma manera, desde ese noviembre pasaron escasos 90 días y la situación en el mundo, como decía Guillermo, ha cambiado: el sistema económico que conocimos alguna vez desapareció para siempre y va a arribar otro sistema económico diferente, seguramente más solidario, más previsible, más humano.

Decía el presidente de los Estados Unidos, (Barak) Obama, hace muy pocos días, que en el año 2007, antes del colapso de esta economía y de este sistema económico, en Estados Unidos y en el sistema bancario y financiero los gerentes, directores, presidentes, síndicos de empresas se llevaron como honorarios 20 mil millones de dólares. Esto es insostenible y era insostenible, había una ruleta financiera, bursátil, económica en el mundo que tiene que ser cambiada por un sistema económico real de producción, de trabajo, de generación de riquezas, de mejorar la calidad de vida de la gente, de trabajar por la inclusión social. Esa tarea que ahora tenemos que emprender todos los países del mundo, sin lugar a dudas, tiene que encontrar a empresarios, trabajadores, técnicos, profesionales, comerciantes, a todos los ciudadanos encolumnados con los gobiernos municipales, provinciales y nacionales, que acompañen esta tarea de reconstrucción de un sistema económico nuevo.

Hoy me decía Osvaldo Sanpietro, quien estuvo al frente de la construcción de esta obra, que toda la obra que estamos viendo está asentada sobre pilares pues hay arcilla expandible que puede provocar, si no se hacen los pilares, que los cimientos colapsen, que las columnas se caigan.

Y esto es lo que necesita la sociedad, exactamente lo mismo: pilares inconmovibles, para que la sociedad se construya sobre bases sólidas. Esos pilares son el trabajo, la responsabilidad, el respeto a la dignidad, trabajar en unidad con diferencias sectoriales, pero con respeto, con tolerancia, sabiendo que solamente el sistema democrático, de inclusión social, teniendo un plan de desarrollo integral para todos, es lo que va a permitir trabajar por la dignidad, por la justicia social, por la inclusión y por una sociedad pacífica, libre y justa. Y esos pilares inconmovibles tienen en los trabajadores de la República Argentina las espaldas anchas sobre las cuales se tiene que asentar el progreso de nuestra república.

Nosotros vamos a seguir trabajando con trabajadores y con las empresas. Hoy les puedo anunciar que en esta semana hemos firmado otro convenio de prórroga de las concesiones hidrocarburíferas en el marco de las renegociaciones que habíamos planificado y muchos recursos van a estar destinados a obras públicas y equipamiento.

Hemos firmado con la empresa Total y las empresas que la acompañan en la UTE en Aguada Pichana y en Aguada San Roque, por alrededor de 98 millones de dólares, que van a ingresar en los próximos 20 meses a la provincia de Neuquén. Y tienen que estar destinados a estas obras de equipamiento a esas obras públicas que necesita la provincia, para tener más trabajo, para tener agua potable, para tener energía, para llevar gas, para construir viviendas.

Guillermo (Pereyra), el desafío de construir viviendas es muy importante. Estamos trabajando con los sindicatos. Estamos trabajando con las organizaciones sociales, con las organizaciones de base y, en el caso de Cutral Co y Plaza Huincul, vamos a sumarnos a este esfuerzo de los intendentes con el sindicato para construir las viviendas que están haciendo falta en todo el territorio de la provincia. Con Nación estamos trabajando y hemos terminado 1600 viviendas en el año 2008. Estamos construyendo otras 1600 en este momento, licitamos otras 1600 viviendas y la semana pasada firmamos en (la Residencia Presidencial de) Olivos un compromiso entre Nación y provincia por 2500 viviendas más, donde es importante el pago de la cuota de la vivienda para poder seguir construyendo viviendas. Y en este caso, si el beneficiario no paga la cuota la provincia, lo tiene que hacer con sus recursos de coparticipación. Por eso es muy importante que aquellos que han recibido viviendas y tienen que pagar la cuota lo hagan porque eso también es un sinónimo de la solidaridad que tiene que haber entre todos para superar la crisis y el conflicto.

Estoy seguro que unidos así Nación, provincia y municipios, trabajadores, empresarios, ciudadanos de todos los sectores sociales y políticos, vamos a poder enfrentar la crisis y salir adelante. Ustedes han escuchado por parte de Guillermo una primicia acerca de la vida partidaria, lo dijo como una expresión que hace a la vida de un pueblo, a la vida de un partido. Nosotros estamos trabajando para no volver para atrás, para mirar para adelante. Para que el pasado no nos atrape, para que el pasado no nos inmovilice, tenemos que estar todos trabajando creativamente por el progreso de nuestra provincia, hay una sola causa que nos tiene que unir a todos. Es la causa de la provincia de Neuquén, es la causa de su gente y es trabajar por una sociedad más justa.

Muchísimas gracias y un abrazo para todos.