Muy buenos días a todos, estoy muy feliz de estar con ustedes y que nos abran nuevamente la puerta del barrio, desde el gobierno de la provincia poder transitar y caminar, tomar contacto con las manos de ustedes con las necesidades para poder hacer realidad nuestros sueños, lo que recorrimos en la campaña. Lo hacemos de la misma manera, encontrándonos en un cara a cara, visitándolos de la mano de ustedes y en esta especie de reunión, plantear los objetivos.

Esta obra es muy importante para todo el barrio, es importante esta obra, la plaza de al lado que ahora vamos a recorrer, el centro de salud que también vamos a recorrer. Quiero rescatar que todos nos tenemos que hacer cargo de las distintas necesidades. Uno podría decir no, esta es una obra de dimensión o responsabilidad municipal. No, las necesidades, los problemas, las expectativas y los sueños de cada vecino, en cada barrio, en cada ciudad y de cada pueblo a lo largo y a lo ancho de la provincia, tiene una puerta abierta en el gobierno de la provincia de Neuquén para canalizar esas necesidades.

Nos tenemos que hacer cargo de las necesidades para ir llevándolas a buen puerto en forma conjunta y en equipo. Yo estoy feliz de, en qué tiempo, también a las cosas hay que ponerles un plazo, vamos a hacer este aporte, que es necesario para reforzar el hormigón armado, la mampostería, la cubierta de techo, la carpeta, el revoque fino interior, los pisos, el zócalo, la carpintería de puertas y ventanas, los ante-techos, la instalación de gas, que haya gas en este salón, que haya energía eléctrica y la limpieza al final de obra.

Para esto se necesita, y vamos a acompañar desde el gobierno de la provincia, con un aporte de 380 mil pesos y en un plazo de 90 días nosotros, todos, encomendamos al ministro Mariano Gaido, al subsecretario de Asuntos Públicos, Osvaldo Llancafilo y a la vecinal que podamos estar aquí inaugurando esta obra tan importante para el desarrollo del corazón de cada habitante de Islas Malvinas.

Están yendo a otro barrio a hacer las actividades y nosotros queremos apoyar esto. Queremos que nuestros chicos puedan hacer deporte, cultura en cada barrio, que puedan crecer, que tengan contención social, fortalecimiento educativo y que puedan educarse, crear, desarrollarse, formar familias, desarrollar trabajo y desarrollar la vida madura aquí en Neuquén.

Este paso es muy importante porque aquí damos la lucha contra la droga por ejemplo. Aquí damos la lucha para que haya fortalecimiento de la expectativa y la ilusión de cada familia. Queremos apoyarlos, queremos pelearla en conjunto al lado de cada uno de ustedes. Y me parece muy interesante y muy destacable que me acompañen quienes me acompañaron en la campaña, porque allí en la campaña nos contagiamos en las ilusiones y expectativas, pero venir a poner la cara desde el gobierno con la gente que me acompañó en la campaña, venir a decirles aquí estamos para volver a escucharlos, aquí estamos para volver a encontrarnos, aquí estamos para hacer realidad los sueños que nos comprometimos en forma conjunta, porque es un compromiso de ida y vuelta.

Hemos asumido un compromiso con el barrio y hoy hacemos realidad este puntapié inicial de 90 días, pero surgen nuevas necesidades y expectativas a lo largo y ancho de cada barrio, cada ciudad y cada pueblo. Lo que no podemos permitirnos es desconectarnos. No hay posibilidad de la transformación social de nuestros barrios si no nos tomamos fuertes y unidos, caminamos paso a paso en el fortalecimiento de la vida de cada uno de ustedes como lo hicimos en esa campaña.

Por eso en esas últimas palabras en cada encuentro, en cada caminata, que me decían “Omar volvé”, acá estamos. Estamos de vuelta para cumplir con cada compromiso y cada sueño que ustedes nos transmitieron. De la misma manera vamos a seguir trabajando, pateando y caminando cada barrio de la ciudad de Neuquén capital y de cada pueblo de cada ciudad del interior de la provincia en estos cuatro años. Muchas gracias a ustedes porque son ustedes los artífices y protagonistas de esto, pidiendo, reclamando, teniendo paciencia, yendo una y otra vez, golpeando las puertas, no siempre habiéndolas encontrado abiertas. Pero nunca, nunca, perdieron la ilusión, nunca perdieron la expectativa y el sueño de hacer realidad esto.

Yo me comprometo que en 90 días vamos a estar inaugurando acá, le tenemos que poner plazo a las obras. Cuando anunciamos algo y nos comprometemos, tenemos que decir para cuándo. Sé que en cada vecino de este barrio hay un socio, un aliado para controlar que esta obra dentro de 90 días, ni 89, si puede ser 89 mejor, pero no 91, 92, 93; que a los 90 días podamos estar cortando la cinta y que todas las familias de este hermoso barrio, tengan el lugar que se merecen para encontrarse. Este es un lugar de encuentro para profundizar las raíces. Un lugar que nivela para arriba a aquellos que no tienen la posibilidad de hacer actividades culturales, oficios, recreación, deportes en otro lugar, aquí van a tener el calor de la familia. La vecinal se convierte en la puerta para la identidad del calor familiar de cada uno de ustedes.

 

 

Nosotros estamos agradecidos, que ustedes nos traigan rápido aquí, a 40 días de empezar la gestión, que nuestros funcionarios se activen rápido, que encuentren las respuestas y motoricen el desarrollo porque no hay tiempo que perder. Ya ha pasado más de un mes de estos 48 con los cuales la ciudadanía de toda la provincia nos ha honrado con el compromiso de conducir los destinos de la provincia. Y nosotros estamos felices.

Vamos a poner la cara todos los días para escucharlo. Y allí, donde las cosas van bien vamos a profundizar. Y allí donde no hemos cumplido, donde todavía no hemos cumplido, donde nos hemos equivocado porque somos seres humanos, queremos que cada uno de ustedes nos diga claramente a la cara, mirá, acá falta esto, mirá, acá hubo un error. No hay tiempo que perder. Confiamos plenamente en este trabajo en equipo cara a cara con cada uno de ustedes.

Yo los quiero felicitar porque hoy este es un gran logro de cada uno de ustedes. Ustedes han levantado y van a seguir levantando, de acá al día 90, cada ladrillo, cada instalación eléctrica, gasífera, cada equipamiento y cada insumo, el techo y las aberturas, para que esto sea incorporado a la vida activa de todo este hermoso barrio. Muchas gracias.