En nombre de ‘Moncho’ (Ramón Osés, intendente de San Patricio del Chañar), para todo el pueblo, una gran alegría poder estar con ustedes hoy acá. Y en estas bendiciones de los frutos, decirles que en este desafío que hemos asumido en estos cuatro años para desarrollar la tierra, para volver a recuperar el valor del trabajo de la tierra, San Patricio del Chañar es todo un ejemplo para el resto de la provincia y el país.

Es necesario que profundicemos el trabajo de la tierra y de estos frutos que bendecían. Con ‘Moncho’ queremos felicitarlos a ustedes, y en ustedes a vuestros padres y abuelos, que a lo largo del surco han hecho posible este trabajo de la tierra. Los frutos en la tierra son posibles por la acción, por el compromiso y el trabajo de cada uno de ustedes.

Estamos con (el diputado provincial) Ramón (Soto) también, Ramón que ha conducido ocho años la intendencia y hoy le toca en una banca de la Cámara luchar y defender para seguir haciendo grande San Patricio del Chañar y Neuquén. Y con (la vicepresidenta primera de la Legislatura provincial, Alma) Chani Sapag, también que nos acompaña.

Entonces decirles que hay un gobierno, desde el Poder Ejecutivo y de la Legislatura, que trabajará incansablemente día a día en estos cuatro años para fortalecer la calidad de vida de cada uno de ustedes. Profundizando los aciertos, y allí donde hemos cometido errores, donde nos hemos alejado del sentir y el pensar de cada uno de ustedes, vamos a corregir, vamos humildemente a corregir el rumbo para garantizar el progreso de nuestros pueblos.

Tenemos una oportunidad tremenda estos cuatro años, y lo vamos a hacer con humildad, con compromiso y con el coraje de cada familia pionera y fundadora de este pueblo, de esta comunidad agrícola que ha hecho de esto un faro, demostrando que es posible el desarrollo de la producción de nuestra provincia.

Felicitaciones. Gracias. A seguir trabajando en este año para encontrarnos dentro de un año con el deber de los objetivos cumplidos y seguir renovándolos día a día, con la calidad y la humildad que cada hombre y mujer de San Patricio del Chañar me han enseñado cada vez que he tenido la oportunidad de venir a trabajar con ustedes.