Señor presidente del EPAS (Ente Provincial de Agua y Saneamiento), ingeniero Nelson Damiani; señor director de la unidad de negocios de YPF, ingeniero Héctor González Gómez; señor director del complejo industrial de Plaza Huincul; señor gerente general de la firma Igarreta, ingeniero Ramón Igarreta y a todo el equipo que lo acompaña; diputados provinciales, intendentes, ministros, secretarios, subsecretarios y demás autoridades; prensa; a los trabajadores del EPAS y al directorio del EPAS:

La verdad es que estoy muy emocionado porque muchas veces, en campaña electoral, en cada paraje rural, en cada municipio, en lugares muy alejados de la provincia o en barrios importantes de las ciudades donde no se contaba con el agua, siempre dijimos: `bueno, cuando lleguemos al gobierno, vamos a comprar un equipo de moderna tecnología´. Y, cuando asumimos, tomamos la decisión. Fue una larga espera, porque hubo que esperar los tiempos de los recursos y también de la tecnología.

Recién hablábamos con el ingeniero Ramón Igarreta y decía que hace veinte años que la firma no producía este tipo de equipos y que lo hizo un poco a raíz de la insistencia también de nuestra gente. De la geóloga, que está por aquí presente, del EPAS y de los pedidos intensos de nuestra gente que expresaba la necesidad de contar con este equipamiento. A tal punto es una herramienta importante, que otras provincias argentinas -La Pampa, Santa Cruz, Chubut, no sé si también alguna del Norte-, están interesadas en adquirir equipos de similares características.

Todos sabemos lo que significa el agua. No lo vamos a descubrir nosotros. Pero es importante saber que en estos tiempos, como decía Nelson (Damiani, presidente del EPAS), de cambios climáticos y de tres o cuatro años de escasez de agua, donde los crianceros, los productores, los vecinos han padecido falta de agua; tenemos que estar preparados para estos cambios, para estos signos nuevos de los tiempos y también equipar a nuestras empresas estatales.

Nosotros estamos orgullosos de nuestras empresas del Estado, del EPEN (Ente Provincial de Energía del Neuquén), del EPAS, de Vialidad Provincial, de Hidenesa (Hidrocarburos del Neuquén SA), de Gas y Petróleo del Neuquén, recientemente formada. Seguro que me voy a olvidar de muchas, pero de todas ellas… del Banco Provincia del Neuquén… Los vamos a fortalecer con herramientas y con tecnología, pero la fortaleza más grande que tienen nuestras empresas son sus recursos humanos. Por eso también felicitamos la decisión de capacitar al personal del EPAS que va a estar al frente de este equipo, que va a tener grandes responsabilidades, porque la gente los está esperando con los brazos abiertos. Seguramente en cada paraje, en cada barrio o en cada lugar donde estén perforando, van a recibir el cariño, el afecto de la gente, porque saben lo que significa esta respuesta para cada uno de ellos y saben lo que significa el corazón, el espíritu que tiene la gente del EPAS.

Como decía Nelson, estos dos años fueron muy duros, muy difíciles desde todo punto de vista. Años de revertir crisis históricas, la del 2001, la internacional del 2008. No es fácil estar piloteando las tormentas. Es fácil estar en la platea y estar mirando y observando y juzgando, criticando, que vienen bien las críticas, lo bueno es cuando hay ideas, hay propuestas. Pero bueno, bienvenidas las críticas, pero lo más importante es la gente de acción actuando en el terreno, actuando en el lugar.

Los intendentes bien lo saben lo que padecen en cada lugar los productores. La desesperación de que las vertientes se secan y no tener agua para las haciendas. Así que va a haber una tarea muy importante. Muchos creíamos que con la llegada del equipo se terminaba el problema, bueno, pero con la llegada del equipo empieza ahora el problema, porque hay que salir primero a hacer el cronograma de acciones en toda la provincia. Hay una gran demanda, son seguramente cientos de lugares a abastecer, así que va a haber una demanda grande y tiene que haber una capacidad de respuesta importante.

Me hablaban los operarios, la geóloga, también el ingeniero Luis Acuña y el director del EPAS acerca de la necesidad de la ministra de contar con recursos para los viáticos, para los gastos, para los repuestos, para un equipo que no tiene que parar. El equipo no puede parar, entonces, tiene que estar atendido permanentemente. Así que haciéndome eco, sobre todo la geóloga como mujer va a ser insistente, como lo fue con Igarreta va a ser insistente con el gobierno y nos va a demandar para que tengamos bien aceitados todos los recortes de manera que el equipo no pare, que el equipo funcione sobre todo ahora, en épocas de verano.

Este es un día histórico. Nelson lo dijo claramente, es un día importante para el EPAS, es un día donde nosotros nos sentimos llenos de orgullo, de satisfacción. El amor por Neuquén lo compartimos todos. La gente del EPAS tiene la camiseta de la provincia de Neuquén, la gente del EPAS sabe lo que el agua significa, está implementando toda la inversión que tiene que ver con tecnología. Ustedes escucharon, todo lo que tiene que ver con un laboratorio moderno donde estamos haciendo punta en Nación y con este equipo somos la primera provincia, la única provincia, que cuenta con este equipo. Y, como no somos egoístas, esperamos que todas las provincias argentinas lo tengan para nuestro orgullo y una gran satisfacción de la firma Igarreta, que el esfuerzo que puso la provincia de Neuquén le revierta en órdenes de compra en otras provincias.

Y nuestro agradecimiento a la empresa YPF por estas camionetas. Obviamente que todos estos equipos funcionan con equipos de apoyo, camionetas, camiones de asistencia, grupos electrógenos. También hemos recibido con esta camioneta un grupo electrógeno, que también es importante tenerlo en el lugar para trabajar cómodamente. Así que no me queda más que celebrar que antes que termine este año podamos estar todos felices y contentos contando con este equipamiento y sentir el orgullo de que vamos a ir a resolver los problemas de nuestra gente.

Vamos a ir a buscar la construcción de esta democracia inclusiva que muchos pregonan. Muchos hablan de la igualdad de oportunidades pero se construye así, con tecnología, con acciones, con concreciones y llevándole agua al puestero, agua al vecino, al criancero, agua a la comunidad mapuche, agua a las comunidades criollas. No sólo de palabra vive el hombre, sino de toda acción concreta. Lo que podemos hacer nosotros, los que tenemos responsabilidades, para que la ética de las convicciones la acompañemos con la ética de la acción para construir una sociedad inclusiva, una sociedad digna, justa y donde cada uno tenga la oportunidad de encontrar la realización de sus objetivos personales, familiares y sociales. Es la única manera de construir la gran república que todos nos merecemos. Muchísimas gracias.